Etiqueta: Daniel Lebrato

pompi(s). culo.

Álvaro Martín cagando 2018-12-16 at 17.07.01
Álvaro Martín escribiendo el guion para su Zafarrancho Vilima

Como hay lenguaje de catequesis, hay lenguaje de CACUTEPEPIS, acrónimo de caca, culo, teta, peo y pis, picardías de la infancia de las que huye la Iglesia. Eufemismo eclesial y algo cursi es pompis, palabra en español muy posterior a culo (1155) o nalga (1400), como demuestran las Gracias y desgracias del ojo del culo, de Quevedo, desde principios del 17 (1628), reeditadas por Padilla Libros (Sevilla, 1996), con prólogo y notas de Daniel Lebrato, quien se hace pasar por “maestro oculista”.

pompis con ese o sin ese (como bajini o bajinis, nalga o nalgas) (pompi sin ese gana en internet y en Andalucía, 22 a 19) viene del latín pompa y no hay que confundirlo con otro latín pompa, ceremonia, que da pompas fúnebres.

El pompis de pompa procede de una máquina para elevar agua y, de ahí, ruido; la bomba de artillería vendría después. Hay pompas de jabón y antiguamente hacer pompa era ahuecar la falda para sentarse. Una Dissertatio theologica de pompis satanae (Disertación teológica sobre el pompis de Satanás) se publicó en Alemania en pleno siglo 18 (1758). Quien decía pompi no cagaba, hacía popó. Hablen bien, caguen a gusto, lávense con agua de bidé y no se limpien el culo con el diccionario.

gracias

ENLACE a Gracias y desgracias del ojo del culo, en Blogspot

Próximamente, POMPIS en Zafarrancho Vilima (enlace a audios Cadena Ser)


La Sierra con los cinco sentidos.

la sierra con los 5 sentidos lieva

De los marines, los únicos que me gustan son Los Marines de Huelva, pueblo entre Aracena y Fuenteheridos, donde la vida me miró con sus mejores ojos. En Los Marines, se cuelga ahora la exposición sobre el libro La Sierra con los cinco sentidos, de 2004, en la que, a petición de la Asociación Cultural Lieva, tuve el honor de participar. Mi agradecimiento a Antonio F. Tristancho y Juan Madrazo Osuna (quienes me encomendaron la elaboración de los textos a sus fotografías) no paró ahí; también por el hecho de que, siendo yo ave de paso y el menos serrano de los escritores en la Sierra, ellos me convocaran a su proyecto por encima de firmas y asociaciones literarias locales. La explicación fue la amistad y el buen triángulo amoroso que Antonio, Juan y yo íbamos a componer entonces y todavía compondríamos si nos llamaran, sí, si nos llamaran. Queden ustedes con la reseña en Diario de Huelva [.es] y con el libro en digital facsímil y el vídeo de 11:32 minutos que hizo Manuel García Torres publicado en 2011.

□ enlaces

Diario de Huelva [.es] Exposición en Los Marines

La Sierra con los cinco sentidos en libro

La Sierra con los cinco sentidos en vídeo


la sierra con los 5 sentidos

canciones para una vida.

Pilar-y-Daniel

 

01     CHANSON FLAMENCA, varios artistas (2001)

02     OMEGA, Morente y Lagartija Nick (1996)

03     RICHARD STRAUSS Y LUCIA POPP: ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA (2003)

04     TATUAJE, varios artistas (1999)

05     VIATJE A ÍTACA, Lluís Llach (1975)

06    5ª de Mahler Adaggieto (10:59)

07    Adestes fidelis, Twister Sister (4:40)

08    All that jazz, por Ute Lemper (4:53)

09    Amarcord, Nino Rota (2:06)

10    Anche un uomo, Mina (4:48)

11    As time goes by (Max Steiner), por Dooley Wilson (2,45)

12    Así habló Zaratustra (preludio) (1:49)

13    Ave María de Caccini, por Begoña Alberdi (6:04)

14    Ave María de Caccini, por Elina Garanca (5:41)

15    Ave María, por Fafá de Belém (4:01)

16    Ay amor, Bola de Nieve (2:25)

17    Ay, Pelao!, Javier Ruibal (4:33)

18    Ay, pena, penita, Rakel Winchester (3:33)

19    Bach: Golbert Variation: Aria, Jacques Loussier Trío (2:27)

20    Bachiana brasileira nº 5, por Wayne Shorter (5:58)

21    Bailaré sobre tu tumba, Siniestro Total (3:05)

22    Barcelona, Freddie Mercury & Montserrat Caballé (4:27)

23    Bella ciao (1:36)

24    Bésame mucho, por Óscar Aleman (2:37)

25    Bolero de Ravel, por Frank Zappa (5:19)

26    Brown eyed girld, Van Morrison (3:03)

27    But not the cat, Nancy Harrow (2:03)

28    Caberet, Liza Minelli (3:33)

29    Calle Real del Alosno, Camarón (3:31)

30    Casta Diva de Norma (Bellini), María Callas (5:40)

31    Cheek to cheek, por Fred Astair (3:38)

32    Christmas tea, Dimie Cat (2:53)

33    Cinema Paradiso, Ennio Morricone (2:58)

34    Déjame recordar, Bola de Nieve (1:51)

35    Dejándonos la piel (José Luis Perales), por Rocío Jurado y Lolita (4:43)

36    El calor del amor en un bar, Gabinete Caligari

37    El cant dels ocells, Lluís Llach (2:43)

38    El garrotín, Smash, Julio Matito (3:48)

39    El pianista del antifaz, Pascal Comedale Concepto general de la quincalla catalana (2:32)

40    El Rinconcillo, Benito Moreno (4:14)

41    Face à la mer, Calogero & Passi (3:43)

42    Feliz Navidad, José Feliciano (3:02)

43    Fever, por James Brown (3:04)

44    Fever, por Ray Charles y Natalie Cole (3:31)

45    Flaca, no me claves tus puñales, por Gustavo Nola (3:42)

46    Flowers on the wall, The Statler Brothers (2:19)

47    Fly me to the moon, por Bobby Womack (2:07)

48    Fragile, por Cassandra Wilson (4:37)

49    Fuiste mía un verano, Leonardo Favio (2:56)

50    Goldberg Variations BWV 988 Aria, Glenn Gould (3:04)

51    I can’t see nobody, por Berry Gibb‑Rohades (4:27)

52    I can’t see nobody, por Nina Simone (3:06)

53    Jazz suite nº2: VI, Waltz de Skostakovich (3:14)

54    La donna è mobile (Verdi), Luciano Pavarotti (2:26)

55    La fuente de las Piletas, Joaquín Turina (2:08)

56    La Internacional, Extracto de Lúpulo (3:27)

57    La leyenda del tiempo, Lorca por Camarón (3:40)

58    La Maga, Onda Vega (4:43)

59    La orquesta del Titánic, Serrat & Sabina (4:51)

60    La Saeta de Machado y Serrat (4:31)

61    La Saeta de Machado y Serrat para paso de palio, por la Banda Esperanza de Triana (4:19)

62    Lágrimas negras con Cantes de mi abuelo, Manuel de Angustias con Utrera Joven (4:53)

63    Le métèque, Georges MouBastaki (2:30)

64    Lili Marlen Türküsü, Ahmet Kaya (3:55)

65    Lili Marlen, por Derribos Arias (3:32)

66    Madre, Orishas (4:06)]

67    Marufa (Gardel y otros), por Malevaje (2:41)

68    Me quedo contigo, Los Chunguitos (3:57)

69    Menoussis (tradicional), Vangelis & Irene Papas

70    Mi vida, Manu Chao (2:32)

71    My Way, Frank Sinatra (4:35)

72    My Way, por Herman Brood (4:43)

73    My Way, por Nina Simone (5:15)

74    My Way, por Party Animals (3:33)

75    Ná de ná (Non, je ne regrette rien), por Zenet (2:48)

76    Nadie se lleva nada, Manuel de Angustias con Utrera Joven

77    Ne me quitte pas, por Wyclef Jean (3:49)

78    Parole, parole, Mina & Alberto Lupo (3:58)

79    Pasa la vida, Pata Negra (3:52)

80    Pasacaglia della vita, por Stefano Landi y L’Arpeggiata (4:17)

81    Pavana Op. 50, de Gabriel Fauré para cello y piano (5:26)

82    Pequeño vals vienés (take this waltz), Lorca y Leonard Cohen por Enrique Morente (5:31)

83    Petite fleur, por Diemusikstudenten (1:34)

84    Petite fleur, por The British Jazz Band (3:26)

85    Practical arrangement, Sting (3:20)

86    Procuro olvidarte, Bambino (3:02)

87    Qué alegría cuando me dijeron

88    Qué alegría cuando me dijeron (Salmo 122), Grupo Galera 10

89    Qué grande es esto del amor, Café Quijano (4:04)

90    Qué no daría yo (José Luis Perales), por Rocío Jurado, vídeo en directo en Azabache en la Expo 1992 (4:18)

91    Salve Rocío, 3 Tambolires de Almonte (3:16)

92    Sevillanas del siglo 18 (Federico García Lorca), Ginesa Ortega (2:30)

93    Soledad, dame la mano, Banda Municipal de Sevilla (6:16)

94    Somebody to love, Jefferson Airplane (2:54)

95    Something stupid, por Dukespan NYC (4:15)

96    Summer Wine, Nancy Sinatra & Lee Hazalwood (4:16)

97    Sureños, Silvio y Sacramento (3:09)

98    Tango ballad (Bertolt Brecht & Kurt Weill), por Ute Lemper (4:58)

99    Tarantos para Jimi Hendrix, Gualberto (3:35)

100 The partisan, Leonard Cohen (3:26)

101 To love somebody, por Janis Joplin (5:13)

102 Todo cambia, Mercedes Sosa (4:45)

103 Tu frialdad, Triana (4:23)

104 Volver (Gardel y Lepera), por Chano Lobato y Martirio (4:06)

105 Volver, Chano Lobato & Martirio

106 Voy a ser mamá, Almodóvar & McNamara (2:33)

107 Vuelvo al sur, por Amelita Baltar (3:53)

108 Whit a little help from my friends (Con ayuda de la amistad), Beatles (2:44)

109 Y yo le dije, Tate Montoya & Ana Belén (4:01)

110 Yo te nombro, libertad, Nacha Guevara (5:21)

Pilar-y-Daniel

pétalos que escapan a su rosa.

Última clase Jubilación de Daniel Lebrato 02·10·14

Hace exactamente cuatro años, un 2 de octubre como hoy, tuve el honor de, digamos, impartir mi última clase. Yo venía del nocturno de adultos y me habían dado horario de diurno, con pequeñines de 1º de la eso (que aún piensa en clave del cole y del maestro, a alguien se le escapa la seño) junto a la fornida guardia de 2º de bachillerato (que ya piensa en la selectividad). Me venía mal madrugar, y me hacían madrugar por un horario que me iba a durar justo los 14 días lectivos del 15 de septiembre al jueves 2 de octubre, fecha en que vencían mis requisitos para decirle a la empresa ahí te quedas. Yo era consciente, y lo sigo siendo, del privilegio muface, Mutualidad de Funcionarios del Estado que me iba a permitir decir adiós al trabajo cinco años antes. Mi hermana mayor, siendo mayor, se jubilaría después. ¿Había derecho? No. Pero yo, como un pupas, empaqueté mis créditos, mis trienios, mis sexenios y mis hojas de servicios prestados y allá que eché la solicitud de prejubilación. (Aún me dura esta pre, hasta los 65.) El profesor Lebrato se iba y, en nombre de 14 días, no le iban a dar precisamente el mejor de los horarios, así que te jodes, Danielito, y tú, lo que te echen: lo que me echaron, sí, señor. Al final, no saben el favor que me hicieron. Mi experiencia la comparto por si alguien a mi parecida edad tiene que hacer el papelón de iniciar un curso que apenas va a rozar.

Al principio, visto desde agosto, caramba, tener que ir en septiembre y por tan poca cosa, sienta regular; lo suyo, hubiera sido terminar en junio. Pero luego le ve uno la gracia. Un profesor que finge el mismo afán que los demás colegiales y claustrales es más fingidor que otra cosa, porque ni los nombres de su alumnado se los tendrá que aprender, ni las fichas de inicio de curso las tendrá que recoger, ni las pruebas de nivel, nada de nada lo tendrá que hacer o tomarse en serio. Para eso, quien viniera en mi lugar.

Daniel Lebrato tenía 14 días lectivos por delante para no hacer ni el huevo según los planes de la excelencia docente y 14 días para dar las clases que nunca dio o para desplegar su propia antología. Un profesor es una época, que se va y se pierde, de manera que el profesor Lebrato se tomó aquellas tres primeras semanas de clase como si fuesen suyos el instituto, los planes de estudio, las criaturas y, suyos, los temas de clase que podía dejar como herencia o legado. Una auténtica licencia poética y docente que, lejos de desanimarme, me dio vida como la que se refleja en la foto, tomada en el salón de actos, no en cualquier aula. Silvia Ruiz, Manolo Román, Elena Benito, Alicia Camiña, Ana Rocío Sánchez, Laura Coll, Sandra Correa, Ángela Zoe, quienes le disteis al me gusta una foto y un pie de foto que decía «Ojalá hubiéramos podido tenerle como profesor más tiempo», os digo que no: que el secreto de esa foto y de esa magia que tuvimos (el primerillo de la eso gritándome por la Alameda: ¡Tinta de calamar!, ¡Tinta de calamar!) está en lo efímero del profesor, por una vez, con la vida exigua que os enseñaba el tópico de la rosa. Ojalá seáis pétalos que escapan a su rosa.

20181002_102842

(En la foto de portada, Daniel Lebrato escapándose el 2 de octubre de 2014. En el instituto, todavía hay quien teme que Daniel Lebrato regrese un día.)


 

Benito Moreno, Été 1999

foto 2
Benito Moreno y Daniel Lebrato

Tomo prestadas de Pedro Cantero estas palabras: «A veces ignoramos el afecto que nos tiene gente que cruzamos en nuestras vidas. Anoche recibí una carta de la hija de Benito Moreno, músico y pintor sevillano, con estas fotos y un esbozo que su padre guardaba entre sus papeles. Muestra de generosidad de la hija que renueva el recuerdo del padre.»

Ayer recibí de Beatriz, hija de Christiane Decaillet y Benito Moreno, fotos del archivo de su padre que nos vienen destinadas a Pilar y a mí, de cuando estuvimos compartiendo en Fuenteheridos el verano de 1999 (qué nombre tan bonito para un año: 1999). Pendiente de que más personas que salen en esas fotos autoricen su publicación en [eLTeNDeDeRo], doy a ustedes Daniel Lebrato en pentagrama o partitura, por Benito Moreno, una de las doce fotos que nos pasa Beatriz con esta nota: «Os las mando para que sigamos estando juntos, dándonos cariño».

foto 12Daniel Lebrato en pentagrama o partitura, foto Benito Moreno, éte 1999

été 1999 (2).jpg
Dorso de la foto, letra de BM

De paso, les recuerdo las tres entradas que al día de hoy le tiene dedicadas a Benito Moreno la revista [eLSoBReHiLaDo]. Son estas:

El lenguaje poético de BM

Me han quitado lo bailado

Venezia

Honor a quien como yo tuvo la suerte de querer y ser querido por Benito Moreno.


fedros, fabios y albatros.

Fedro 6

«Ahora atardece el mármol de la acrópolis, como si un junco antiguo se quebrase la voz, los labios en el agua, gélido el rostro, inútil su cabello de nácar y de tiempo.» Estas palabras de José Antonio Moreno Jurado en Fedro (1979, doce poemas; el último, el que termina con este endecasílabo que sonará a ustedes: “libres al fin del mal que nos envuelve”) explican o generan estas otras palabras de Daniel Lebrato en Historias de la literatura (2014), treinta y cinco años después: «Bajaban de la acrópolis turistas de dos en dos, en grupo, gente sola. Y Fedro, el descreído, duda, como el albatros, de sus alas: si es él, no un dios, quien hasta el mundo baja.» Sobre esta base, textual, Daniel Lebrato trama alrededor de otras hilachuras biográficas y compartidas con Moreno Jurado ‑como escenario, la librería Padilla‑ una intriga donde se mezclan una sextina libelada, una epístola moral a Fabio, un poema de Baudelaire, desde las ruinas de Grecia hasta Santiponce, por Sevilla, por Lisboa, por Mazagón, José Antonio otra vez bajando a la memoria, ahora porque se lo pide su amigo el impostor. Esta es la historia: Fedros, Fabios y Albatros.

Fedro portada