ALBUR DE ESPADAS.

Albur de espadas, de Juan Manuel Borrero

“El reinado isabelino fue un albur de espadas;
espadas de sargento y espadas de generales,
bazas fulleras de sotas y ases.”
(Valle-Inclán, La Corte de los Milagros)

En esta España del Borbón en fuga no soplan vientos de esperpento. Valle-Inclán sucumbe bajo Unamuno -su energúmeno español-, como se demuestra en Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar (2019), o bajo Pérez Galdós, su don Benito el garbancero.

Valle-Inclán no se vio inmolado por la España de la Segunda República, como lo fue Machado, el de Colliure, o Lorca, el de Mariana Pineda o el del crimen fue en Granada. Don Ramón murió un 5 de enero de 1936, poco antes de que empezaran los tiros. Y aunque le cabe el honor de haber escrito la primera novela de dictador (Tirano Banderas, 1926), la muerte lo libró a tiempo de la milicia que asestaría su golpe, por amor a España, España, España, pocos meses después.

No nos dejó Valle-Inclán más que contramodelos como Bradomín o Max Estrella, no una Bernarda Alba ni un don Guido en quienes simbolizar lo que el maestro explique en la pizarra. No es Valle-Inclán para todos los públicos ni la literatura del Estado del Bienestar se puede fiar mucho de él.

Un escritor de segunda fila (segunda según la liga nacional de superventas del Gran Best Seller) se atreve, acepta el reto y demuestra que es un novelista de primera: Juan Manuel Borrero con su Albur de espadas. JMB revuelve las tripas del Ruedo Ibérico y nos lleva a la Corte de los Milagros, más milagrera que nunca.

En el reinado de Isabel II dos corrientes subliminales principiaron a integrarse en la sociedad matritense. La primera, de gran impacto en el selecto ámbito cultural, fue la incorporación a los recursos médicos de las técnicas derivadas de la sugestión que habrían de culminar con el uso de procedimientos hipnóticos asociados a la psiquiatría.

La segunda, de mucha mayor repercusión, sobre todo entre los salones de la nobleza, fue la llegada de la doctrina espiritista, que haría florecer los primeros círculos esotéricos, interesados en la comunicación con los difuntos.

Albur de Espadas narra las inexplicables muertes y asesinatos que alcanzaron a personajes del círculo espiritista, que se reunía en los salones de una conocida aristócrata madrileña. Todo ello bajo el análisis del psiquiatra doctor Suquet, improvisado detective, incorporado al grupo no tanto para certificar la realidad de los fenómenos mediúmnicos, como para encontrar posibles fraudes.

En su segunda parte, y ya con el personaje principal en el exilio, a través de documentos y cartas, podrá el lector atisbar la razón de los hechos y el fin último de tan inexplicables asesinatos.

La novela es un brujuleo por actividades políticas irreconciliables y es también la descripción de un paisanaje campechano, inculto y barriobajero, junto a la rezuma, en clave humorística, del erotismo de los personajes femeninos principales, parejo a las actitudes sexuales de las más altas instancias de la monarquía.


Juan Manuel Borrero González (El Cerro de Andévalo, Huelva, 1947) es licenciado en Ciencias Físicas y catedrático emérito de Matemáticas. Premio Andalucía de Novela y finalista de los premios Planeta, Ateneo y Azorín, las armas y las letras de JM Borrero presentan los lances siguientes:

Premio Andalucía de Novela (IV edición, 1989) con La Luna Blanca de Chesed, Espasa Calpe, Nueva Austral. Finalista del Premio Planeta 1990 y 93, bajo el seudónimo Juan de la Trinidad. Finalista del Premio Ateneo de Sevilla 1991, seudónimo Juan de la Trinidad, y 1994, seudónimo Xavier Suquet. Finalista del Premio Azorín 1992, seudónimo Juan de la Trinidad. Premio Ciudad de Algeciras de Relatos II edición por La del Alba sería, Ediciones Centro Andaluz. Premio Internacional de Relatos Canaleta III edición por Su nombre era Nadie, Editorial Essam. Premio I Certamen Literario Distrito Macarena 1991. Otras publicaciones: Relatos heterodoxos, Cuadernos de Al-Ándalus. En las riberas del Aqueronte, Círculo Rojo. Los Manuscritos de la lechuza, Apeyron Ediciones. Aproximación al Hombre Mágico, Círculo Rojo. Albur de Espadas, editorial Onuba. Imposturas, Independently Published. Todas sus colaboraciones en prensa han ido a dar a Letra Capitular, Independently Published. En 2001 en la facoltá di lettere e filosofia, Universitá degli Studi di Firenzi, Elisabetta Sani defendió su tesis sobre letteratura spagnola moderna e contemporanea La narrativa di Juan Manuel Borrero González. JMBG ha pertenecido a diferentes círculos literarios, está incluido en diversas antologías y fue pregonero de la Feria del Libro de Algeciras (1989).


Albur de Espadas (ISBN: 9788412133462)
por pedido a:
Editorial Onuba
o a su librería habitual.

CONTINÚA EN ESCRITORES GRAND PRIX BEST SELLER

4 comentarios en “ALBUR DE ESPADAS.

  1. Si este comentario lo efectúa una persona que nació en el mismo pueblo,en el mismo año y vivió en la misma calle que Juan Manuel,podría ser tachado de poca objetividad,por lo que me limito a solicitarle que no deje de escribir y dé rienda suelta a todo el caudal de sapiencia y bien escribir que tiene dentro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s