Autor: daniel lebrato

profesor, autor de libros y redactor de eLTeNDeDeRo

promesas.

Con David Castejón

Aunque la izquierda se quiera identificar con las necesidades de la población, con los derechos humanos y el bienestar del Estado del Bienestar, el medio es el mensaje y toda política, cuando se sienta en Congreso o Senado, es toda ella de derechas. El más hermoso programa electoral queda en nada sin un plan de financiación que, por fuerza, molestaría a un sistema, el capitalismo, y a un poderoso grupo al que nadie quiere molestar, patronal y grandes fortunas. Así que usted desde su escaño puede prometer lo que quiera, la misma derecha promete, pero su promesa se queda en “por pedir, que no quede”. Usted puede prometer pero, si no aplica una fiscalidad inversa (una cotización en proporción exacta a lo que se gana), usted no tendrá dinero para defender o llevar a práctica el bienestar de su programa. Más aún: el capitalista, si le aplicaran la exacta y rigurosa fiscalidad proporcional inversa, se haría la gran pregunta ¿para qué emprender más si al final voy a ingresar lo mismo que quien cobra el salario social? (Caso verídico llevado a referéndum en Suiza hace un par de años.)

Llegado a este punto, usted cree en el capitalismo, que es el quiero y no puedo de la izquierda española, toda ella capitalista, Izquierda Unida o Podemos, dependiente de lo que autoricen Banco Europeo y FMI bajo la atenta mirada de la Otan y de Estados Unidos con bases en Rota, Morón y Gibraltar. Y es que la izquierda auténtica consiste en no pedir trabajo sino otra imaginación distinta, aunque no sepamos lo que es. La izquierda auténtica sabe que el trabajo productivo de bienes materiales (no el esfuerzo ni el artisteo en horas de ocio) es el motor de la riqueza y de la economía, mientras la derecha difunde la especie de que el capital crea la riqueza.

Y hablando de promesas. Quienes critican la presunta heterodoxia a la hora de tomar posesión de su escaño por parte de alguna señoría, ¿no han caído en la cuenta de que “juro o prometo” es directamente anticonstitucional? O “juro por Dios” o “prometo por mi honor”. Al Estado (electores y elegidos), solo el honor le interesa. Si usted cree en Dios o en la Biblia, cálleselo o estará usted vulnerando mi derecho 16.2 de la Constitución.

Queden ustedes con otra cara de la política, la de cercanías, municipal. Quizás ahí la política alcance el humanismo de que carecen Congreso y Senado y Parlamento Europeo.

–enlaces:

https://www.poratarfesi.com/

https://www.facebook.com/PorAtarfeSi/

/ a David Castejón /


cogérsela con papel de fumar.

salvador puig antich

(donde la representa el mingitorio masculino): Ser excesivamente mirado o escrupuloso, pudiera ser también escrupulosa si se entiende el código del lenguaje popular, que ha sido siempre sexista (por ambas partes, masculina y femenina), y donde varones pueden estar hasta el coño y mujeres, hasta los huevos. Anastasio Álvarez ha hurgado la frase en el CREA (Corpus de referencia del español actual, Banco de datos del español) y averiguado que el uso más antiguo (1979) corresponde al dramaturgo malagueño nacido en Montoro (Córdoba) Miguel Romero Esteo (1930 2018). Honor al autor de la grotescomaquia.

Ejemplos de cogérsela con papel de fumar sobran en esta España nuestra. Tribunales de justicia ordinaria o suprema se la cogen con papel de fumar y meten a uno en problemas por nada. La insignificancia de hoy afecta a Teresa Rodríguez, dirigente de Podemos Andalucía, a quien la Audiencia Provincial de Madrid condena a pagar 5.000 euros a los herederos del ministro franquista Utrera Molina. Y todo por recordar lo que ya era historia cierta: la vinculación de Utrera Molina con el asesinato (hubiera dicho muerte o ejecución) del joven catalán Salvador Puig Antich en 1974. Este fue el tuit:

Hoy hace 44 años de la ejecución a garrote vil de Salvador Puig Antich. De entre los responsables de su asesinato, Manuel Fraga Iribarne (1922 2012) fundó el PP [antes Alianza Popular, AP] y José Utrera Molina (1926 2017) fue enterrado al son del cara al sol. Ellos siguen, nosotres también. @TeresaRodr 02/03/2018.

Podemos Andalucía mantiene que Utrera Molina es directamente responsable en términos políticos de la ejecución de Puig Antich y, por tanto, la afirmación de su responsabilidad es plenamente veraz como así piensan juzgados de Argentina donde se llegó a investigar el caso Puig Antich.

Así que ya saben: cójansela con papel de fumar si no quieren que les empapelen.

–enlace a Artículo entrevista en diario Público: Utrera Molina se justifica (en 2014)


 

trajinar.

20190516_194916
trajinar en vídeo 2:11

trajinar. [530.000] Del latín vulgar *tragināre, y este de trahĕre, arrastrar, tirar de. 1. Acarrear o llevar géneros de un lugar a otro. 2. Ir de un lado a otro con cualquier ocupación o actividad. Figuradamente, manipular. definiciona. llevar, acarrear, acarrear, portear, cargar, transportar, transbordar, traer, enviar, mover, llevar, trasladar, transbordar o embarcar grandes géneros, productos o mercancías de un punto a otro. Existe trajín, trajino, trajinante, trajinador; relacionadas recua y recuero. etimológico de chile. trajinar. De una remota raíz indoeuropea tragh (tirar, arrastrar, mover), de donde traer (1140) y derivado, atraer, abstraer, contraer, distraer, extraer, sustraer, abstracto, contrato y derivados, trazar, tracción, tractor, tren, trineo, trecho, traje, retrato, retrete, retreta, retráctil, entrenamiento, entreno. corominas. trajinar (1607) del catalán traginar (1176). Familia es trajín, traiña, traina o trainera.

En andaluz coloquial, masculino de varón, trajinarse es enrollarse o pretenderlo con una mujer y, en femenino, es apañárselas una mujer para salirse con la suya.

literatura. Mª José Aguilar Rueda (Martín de la Jara, Sevilla, 1981). Siete puentes sobre el Sena. «Clara, adormecida en el trajinar cotidiano de supervivencia urbana, había olvidado sus orígenes.»

Una escritora mexicana (Susana Pagano) escribe un Trajinar de un muerto (2011), donde se demuestra que algunos difuntos no se retiran a descansar en paz sino continúan entre nosotros.

Es tan transitivo el verbo que dejo a ustedes con esta reflexión:

LA SOLEDAD DE LOS VERBOS TRANSITIVOS

La soledad de los verbos transitivos,
del latín transitivus: que pasa o se transfiere
a objeto o a persona, acusativo el caso.

La soledad de los verbos en la pizarra
buscando algún sintagma que los quiera
y nos hacen saber estamos solos
y conviene cuidar del complemento
directo o indirecto o lo que caiga.

Daniel Lebrato, Historias de la literatura

/ a Peláez, el último de la clase,
y a Zafarrancho Vilima, que me estará escuchando /


TRAJINAR
vídeo 2:11


resignación a la antítesis.

Desde que el mundo existe, existe su contrario (norte, sur; Caín y Abel), que puede ser su suplementario (falda o pantalón) o su complementario (macho y hembra). Analicen sus pasiones y sabrán las pasiones contrarias que suscitan. Quien no tiene enemigos, decía Gracián, tampoco suele tener amigos. Lean el artículo de Manuel Rivas sobre el español antitaurino y verán cómo defender la tauromaquia de sangre o de maltrato, en nombre de su larga tradición entre nosotros, atenta contra la no menos larga y tradicional postura abolicionista.