Etiqueta: Rafa Iglesias

de balde.

img-20190304-wa0000

La Cámara de los Balones es un espacio de Radio Sevilla Cadena Ser ideado por José Antonio Sánchez Araújo (Alcalá de Guadaíra, 1945) allá por el año 94 (hace ya 25 años) con el objetivo de humorar las rivalidades Betis Sevilla y lo que venga. En 2010 el programa pasó a José Guerrero, el Yuyu, y, desde septiembre 2018, a su conductor actual, Manu Sánchez, quien sigue contando con Fran Ronquillo, único superviviente de la etapa Yuyu y quien sigue dando vida, mediante imitaciones, al Maestro Araújo. El pegajoso asfalto de La Cámara de los Balones es el localismo y, su techo de cristal, Canal Sur o El Larguero, de cobertura nacional.

A La Cámara me llevó Zafarrancho Vilima, a invitación de Manu Sánchez para un directo abierto al público en el Centro Cívico de Castilleja. La emisión tuvo tres ejes, Castilleja, el deporte y el feminismo (ante el inminente 8 de marzo) y un remate de los tomates con Zafarrancho Vilima (Álvaro con Manolo y Patri). ¿Qué pintaba allí el Profesor Lebrato, a quien trataron, sin merecerlo, como estrella de plató? (Por esas cosas de la vida, a Rafa Iglesias, de TeVeo, y a Álvaro Martín, de Zafarrancho Vilima, los dos humoristas, el profesor Lebrato les hace gracia o hacen uso de él para la parte seria de sus proyectos.)

De entre las demandas lingüísticas en que me mete Álvaro Martín, cabían, para la ocasión, cámara, balones, castilleja (de la cuesta, del campo, de guzmán y de talhara, todas en el Aljarafe cuando lo normal es castillejo o castillejos); cuesta, relieve en cuesta, alixeño, castillejano, palabras así. Al final, y dado que la entrada al acto era gratis (free), al profesor propusieron el sintagma de balde, locución adverbial procedente del árabe andalusí bátil > batl > bald, donde significaba estúpido, idiota, imbécil, simple, necio, torpe, y de ahí a vano, inútil, nulo, inválido, efímero o caduco. Semejante etimología (suministrada al momento a mi teléfono por el magnífico Diccionario Etimológico español en línea de Chile) no la podía el profesor lanzar a un público no iniciado y por demás entregado a las buenas causas del día y de su pueblo. Me limité a notar la diferencia entre de balde, que es gratis, y en balde, que es inútilmente, y a traer, por su común raíz, las palabras baldío (terreno que no se cultiva o esfuerzo sin éxito) y baldado (imposibilitado o muy cansado) y cómo allí estábamos de balde y no en balde, pues aunque alguien acabara baldado, todo sería, fue, con aprovechamiento.

Otro día hablamos de cómo en lenguaje deportivo se puede y se debe aplicar un lenguaje coeducado que evite el penoso desdoble (la afición, mejor que los aficionados y las aficionadas) y que cumpla las normas de inclusión. Gracias: Álvaro Martín y Manu Sánchez.

somníferos y supositorios de la joven poesía española.

20181223_130510TeVeo riéndose de la cultura.

El joven poetiso se hacía presentar su nuevo libro (como si fuese un bautizo) por Equis, escritor mayor que él, y por Zeta, también mayor en reconocimiento y méritos. En la imagen que al día siguiente el joven poetiso publicó en su FB se ve a los tres en su foto oficial, mesa en la librería donde se celebró el acto: “Ayer en la librería Libros con la magnífica compañía de Equis y Zeta. Disfruté de la lectura y del exquisito público. Gracias a Talycual por la foto y la cerveza de después”. Hasta ahí, todo normal. Pero algo en la foto debió notar Equis, el padrino presentador, que no le gustó y le llevó a escribir este comentario: “Perdón, pero estaba dando una cabezadita. El poeta era un poco pesao”. (Por el mismo andaluz, donde cabezadita podría haber escrito cabezaíta y, donde pesao, pesado, pero en fin.) Remata el joven poeta: “Somnífero gratis, no como los que te hacen a ti rico”. ¡Vaya un bautizo!

Al día siguiente, desde mi hemeroteca laxante, me guiña la revista Mercurio con otro joven macho poético, reseñado con esta perla: “un hijo sin su madre no es un hijo”. El libro se llama, con razón, El desgarro y está publicado ni más ni menos que en Hiperión. 10 euros, por caja.

Paso página y leo los entrecomillados de cierta joven poetisa, que se vende por 12: “hay un grillo moribundo, performance de un ángel, gózame dice”. Esto y más, publicado en Bartleby.

La penúltima perla de Mercurio está en Pre-Textos. El libro de Laura Laurel (como suena) se nos presenta con hallazgos como este: “Otras mujeres con hijo dentro / pisaron esta tierra”. La barra tipográfica significa que son dos versos, no se rían, que viene otro mayor en un poema (poemoma en terminología médica) que Laura Laurel (como suena) titula Revolución: “He decidido hacer / una revolución / la de llevar un hijo dentro”. Y todo por 10 euros; Mercurio es gratis.

Lo cual, que agradezco a Mercurio y a entrar en redes mi amplísima cultura literaria, lo al día que estoy puesto en lo que se publica y se etiqueta como bueno. Alguien me comenta que se sirve de Mercurio para saber lo que NO hay que leer ni comprar, función ésta muy de agradecer al Grupo Planeta que publica la revista. Del efecto laxante de la hemeroteca laxante, ya ni les cuento lo bien que va. La palabra supositorio (de la misma familia que suponer) es literal a quienes dan por supuesto que lo que sale en libro ya es libro y es cultura.


 

La Sierra con los cinco sentidos.

la sierra con los 5 sentidos lieva

De los marines, los únicos que me gustan son Los Marines de Huelva, pueblo entre Aracena y Fuenteheridos, donde la vida me miró con sus mejores ojos. En Los Marines, se cuelga ahora la exposición sobre el libro La Sierra con los cinco sentidos, de 2004, en la que, a petición de la Asociación Cultural Lieva, tuve el honor de participar. Mi agradecimiento a Antonio F. Tristancho y Juan Madrazo Osuna (quienes me encomendaron la elaboración de los textos a sus fotografías) no paró ahí; también por el hecho de que, siendo yo ave de paso y el menos serrano de los escritores en la Sierra, ellos me convocaran a su proyecto por encima de firmas y asociaciones literarias locales. La explicación fue la amistad y el buen triángulo amoroso que Antonio, Juan y yo íbamos a componer entonces y todavía compondríamos si nos llamaran, sí, si nos llamaran. Queden ustedes con la reseña en Diario de Huelva [.es] y con el libro en digital facsímil y el vídeo de 11:32 minutos que hizo Manuel García Torres publicado en 2011.

□ enlaces

Diario de Huelva [.es] Exposición en Los Marines

La Sierra con los cinco sentidos en libro

La Sierra con los cinco sentidos en vídeo


la sierra con los 5 sentidos

La Muerte y la Literatura.

TeVeo_de_veraneo


Comparto con ustedes la documentación acumulada por el profesor Lebrato sobre el tema La Muerte y la Literatura. El material puede servir a opositores y profesores de humanidades y a personal de medicina, enfermería y geriatría y relacionado con enfermedades terminales y cuidados paliativos. Nadie vence a la muerte pero podemos mejorar la vida que va delante y el duelo que va detrás. Nadie vence a la muerte pero podemos hacer que la muerte deje de estar en manos de intereses que con la muerte y su entorno familiar hacen ideología y negocio. Me estoy refiriendo a algo tan vinculante como la conciencia sobre las enfermedades y el culto a la muerte y a las campañas por la muerte, a cargo de la seguridad social y el duelo cero cero. Ahora con bibliografía, canciones, audios y vídeos y diapositivas a vuestra disposición. A ver si os sirve. Cualquier consulta o sugerencia, a daniellebrato@gmail.com.


LA MUERTE Y LA LITERATURA
en Google Drive y en Spotify

1 Guía de Inicio rápido y Guion del curso

2 Pase de textos en pantalla

3 Gráficos

4 Imágenes

A Textos literarios

B Estudios y bibliografía

C Apéndice Filología Hispánica

Banda sonora La muerte y la literatura en Spotify


© Autores seleccionados con sus textos y Daniel Lebrato 2018