con paz y no violencia.

CON PAZ Y NO VIOLENCIA
|

Con paz y no violencia, murió Franco y
llegó la democracia, que era esa
manera de la clase obrera tiesa y
la vieja izquierda con la mente en blanco.
Con paz y no violencia y que los bancos
renuncien a la usura y la duquesa
dé al pueblo sus cortijos y dehesas
y que el hachís se venda en los estancos.
Con paz y no violencia, y con modales,
don Bono, don Caudal, doña Cotiza,
repatriarán sus cuentas de Suïza,
conscientes de vivir tiempos sociales.
Con paz y no violencia, la memoria
histórica se borra. Y a otra historia.
*

en Lista de espera

memoria de la desmemoria.

El abrazo de Genovés
El abrazo, de Genovés (1976)

planteamiento. Todo empezó con la ley de amnistía de 1977. La incoherente izquierda de entonces, el Pce de Santiago Carrillo[1], celebró la amnistía y yo, incoherente militante, la celebré también.[2] La salida de la cárcel de cuatro rojos y la vuelta a casa de tres exiliados (en términos relativos) iba a tapar la impunidad que se otorgaba al franquismo, y eso sería: 1º) igualando los crímenes de uno y otro bando, 2º) consagrando la fórmula de las dos Españas y 3º) la monarquía como árbitro entre las dos, ahí puesta por Franco desde 1969. Véase El abrazo de Genovés, con Libertad sin ira, de Jarcha, de canción de fondo, Maribel Martirio, cuanta gente incoherente.

Porque cualquier observador sabía y sabe que la República pudo ser violenta pero no golpista y que el arbitraje entre las dos Españas (caso de existir esas dos y de llevarse mal) podría hacerse desde instituciones democráticas, no monárquicas: tal fue el enjuague, el apaño o el maquillaje de quienes en adelante se llamaron los demócratas; nosotros los demócratas, en democracia, esa es su pompa lingüística; iconos: la ejemplar Transición Española, la Constitución del 78 de todos los españoles, la condena contra lo que venga de donde venga: terrorismo, independentismo, qué más dará, Soraya Sáenz de Santamaría.

nudo. En ese cuadro idílico, un grupo daba la nota incómoda: oiga, es que mi madre no sé donde está enterrada, oiga, es que mi abuelo y mi padre, y sus hijos y oiga y oiga. Y tuvieron que oír, pasados 30 años, no es nada. Y fue la ley de memoria histórica de 2007 que reconoce y amplía derechos en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura. La cuestión era quién iba a pagar los gastos. En todo caso, el Gobierno no abrió causa general, no movió la fiscalía del Estado ni dotó presupuestariamente la ley: investigaciones, exhumaciones, juicios. La memoria iba a ser cosa de ricos. Encima, parte de las causas contra el franquismo tendrían un pie fuera de España, por el exilio. Pues también la justicia universal, en vigor desde 1985, se la pasaron por el forro del Senado y en 2014 se acabó.

desenlace. La memoria histórica queda en argumento de novelas, cuentos y películas, en asociaciones dignas de emocionarnos, pero alicortadas como iniciativas privadas, y en el recuerdo vivo en personas que olvidar no pueden ni perdonar tampoco pero ‑pensará el PP‑ están viejitas, se irán muriendo.

epílogo. El movimiento Podemos, no el partido Podemos, vino para ajustarle las cuentas a la democracia del bipartidismo, desde 1975 hasta aquí. Se acojonó Pablo Iglesias, como Aníbal al alcance de Roma. Y quienes hoy, humanamente, se escandalizan por las memorias parciales, por los horrores que siguen saliendo a la luz, de un horror que fue total, que miren su ética, su compromiso, su militancia o su voto. El horror paraliza. Tomar conciencia nos hace libres; libres, al menos, de los pájaros de la política que la cagan en cada telediario. Otro día hablamos de la alianza de civilizaciones, esa otra joya de la corona de los demócratas, ay Barcelona.

–enlace a violadas, asesinadas y arrojadas a un pozo.

[1] Contra Carrillo la derecha alzaba la sombra de su actuación en Paracuellos del Jarama.

[2] La ley de amnistía fue el 15 de octubre del 77. A fin de año, en las agrupaciones del Pce, tocaba la renovación del carné. El mío seguirá allí esperando, en aquella facultad de filosofía y letras, porque yo no lo cogí. La Constitución del 78 tampoco la voté.

Daniel Lebrato: nueva versión de Tinta de calamar, ahora de bolsillo, y obra poética escogida.

DANIEL LEBRATO verso y prosa 1988‑2018 y nueva edición de Tinta de calamar, ahora con nombre de
VIDAS FASTIDIADAS.

para leer en pc, tableta o libro electrónico, para descargar o sacar por impresora para leer en papel.

VERSO, en tres partes:
A. Antología de poesía publicada en libro.
B. Antología de poesía publicada en digital.
C. Lista de espera (proyecto para 2018 de inéditos o publicados en eLTeNDeDeRo)

PROSA: Tinta de calamar 2017, ahora con nombre de VIDAS FASTIDIADAS.

Estos son los enlaces:


Daniel Lebrato, en PDFs en CHROME GOOGLE DRIVE (por orden de composición):

 

  1. COSECHA PROPIA 88·18 en pdf Daniel Lebrato (antología de todos sus libros de poesía publicados)

 

  1. AGOSTO en pdf poesía Daniel Lebrato

 

  1. HISTORIAS DE LA LITERATURA en pdf poesía Daniel Lebrato

 

  1. MI AMOR NO SABE DECIRME QUE ME QUIERE en pdf poesía Daniel Lebrato

 

  1. LISTA DE ESPERA en pdf poesía Daniel Lebrato

 

  1. VIDAS FASTIDIADAS en pdf (Tinta de calamar 2017) novela Daniel Lebrato

 

 


Daniel Lebrato, archivos para LIBRO ELECTRÓNICO (por orden de composición):

 

  1. COSECHA PROPIA 88·18 Daniel Lebrato (antología de todos sus libros de poesía publicados)

 

  1. AGOSTO poesía Daniel Lebrato

 

  1. HISTORIAS DE LA LITERATURA poesía Daniel Lebrato

 

  1. MI AMOR NO SABE DECIRME QUE ME QUIERE poesía Daniel Lebrato

 

  1. LISTA DE ESPERA poesía Daniel Lebrato

 

  1. VIDAS FASTIDIADAS (Tinta de calamar 2017) novela Daniel Lebrato

 


Para otros picoteos, mi página Daniel Lebrato Obra publicada en BLOGSPOT

(por orden de composición):

 

  1. COSECHA PROPIA 88·18 Daniel Lebrato (antología de sus 6 libros de poesía publicados en libro)

 

  1. AGOSTO (2013) poesía Daniel Lebrato

 

  1. HISTORIAS DE LA LITERATURA (2013) poesía Daniel Lebrato

 

  1. MI AMOR NO SABE DECIRME QUE ME QUIERE (2013) poesía Daniel Lebrato

 

  1. LISTA DE ESPERA (2018) poesía Daniel Lebrato

 

  1. VIDAS FASTIDIADAS (Tinta de calamar 2017) novela Daniel Lebrato

 


Sobre VIDAS FASTIDIADAS, deciros que he quitado de Tinta de calamar todo el acarreo de ensayo, artículos ajenos y artículos propios de opinión, o sea, me he rendido al argumento, a la novela y a la intriga.

He dispuesto todo pensando en quien, sufrido lector, está en TdC desde 2010 (primera edición, digital) y/o 2014 (edición en libro En Huida). Al ser esta de 2017 (ha pasado un trienio) edición puramente digital no hay datos ni fechas ni vínculos a informaciones que pueden recabarse en el mismo aparato por el que estemos leyendo: libro electrónico, tableta o pc. El comienzo, sin prólogos ni rodeos espero que os atrape. Que lo nuevo os distraiga y que lo viejo y conocido os lo saltéis con ese olfato que se hace pértiga en quien ya sabe. Decidme aquello que os parezca mal o bien. También tenéis: Tinta de calamar 2014 como En Huida (434 páginas), Tinta de calamar 2014 sin digresiones (110 páginas) y Tinta de calamar 2014, lo esencial (78 páginas) sin prólogos ni epílogos ni digresiones.

 

Y hasta el 2020, si llego, no me toca otra vez actualizar.
Ahora sí que estoy de vacaciones.
Gracias siempre por vuestra atención y vuestra paciencia.

 

 

AGOSTO.

daniel-lebrato-en-las-carreras-agosto-2016-blanco-y-negro

Mes octavo del calendario gregoriano, antes sexto y llamado Sextilis cuando el año comenzaba en marzo, penúltimo del calendario francés republicano. Se puso agosto por Cayo Octavio Augusto, que fue proclamado emperador tras vencer esta vez a Marco Antonio. Para no ser menos que Julio César, que ya tenía su largo mes, agosto creció con cargo al desposeído febrero. En Irlanda se llama Lúnasa, por el dios Lugh, y el primer lunes es fiesta nacional. Signo Leo y Virgo, mes dual porque todo se agosta o no, si a tiempo se recoge, de ahí que el primer trigo del año se convirtiera en pan eucarístico, fiesta de la cosecha los días uno, y que se diga hacer su agosto o el agosto por significar negocio o gran lucro en la ocasión más oportuna. Entre los santos que han dado su onomástica a este mes, el Misalito Regina destaca: el día 10: San Lorenzo de Osca o Huesca, †258; el 12: Santa Clara de Asís, †1253; el 20: San Bernardo de Claraval, †1153; el 23: Santa Rosa de Lima, † el 24 de agosto de 1617, desplazada al 23 para no coincidir con Bartolomé apóstol; el 25: San Luis IX de Francia, †1270; el 28: San Agustín de Hipona, †430, y el día 31: San Ramón Nonato, †1240. Tienen su fecha en agosto Antonio Machín, Baudelaire, Bertolt Brecht, Caetano Veloso, Colette, Eduardo Chillida, Elvis Presley, Emiliano Zapata, Fidel Castro, Goethe, Hermann Hesse, Hernando Colón, Honoré de Balzac, Jorge Luis Borges, José San Martín, Lope de Vega, Napoleón, Nietzsche, Sacco y Vanzetti, Trotsky, Truman Capote, Van Morrison, Velázquez, William Blake o Zurbarán. A García Lorca lo mataron un amanecer de agosto. Este mes murieron por cogida los toreros Sánchez Mejías (11.08.34), Manolete (28.08.47) y José Cubero, Yiyo (30.08.85). La primera Cruzada y la bomba atómica sucedieron en agosto. El calendario cristiano guarda en agosto y sus alrededores, julio y septiembre, devociones marianas de agua y altura: vírgenes del carmen, de las nieves, blanca, de la fuensanta, del mar, de la paloma, de los ángeles. El nombre más raro de este mundo se cristiana de pila bautismal para una mujer, a condición del María o Mari puesto delante, o el 15 de agosto (que es la asunción, dormición o muerte de la Virgen) o el 12 de septiembre (que es el dulce nombre de María, el día de la mari desconocida). Por si a alguna le interesa, del 15 de agosto al 8 de septiembre el puesto de Virgen está vacío (en adviento). Un 3 de agosto mandó partir Colón su primer y gran viaje y un 15 de agosto Simón Bolívar juró en el Monte Sacro de Roma hacerse Libertador de sus patrias. El 17 de agosto de 1930 se firmó el Pacto de San Sebastián que trajo la Segunda República Española. El calendario republicano vigente en Francia de 1793 a 1805 repartió el viejo agosto entre los recién creados meses llamados termidor, de calor (hasta el 17 o 18 día), y fructidor, de frutos. El autor de aquella hermosura viene en las enciclopedias y merece ser recordado aquí: Fabre d’Églantine (Philippe François Nazarie Fabre, 1750-1794), secretario de Danton, con quien compartió guillotina. Por Fabre tuvimos la ilusión de llamar a los meses, según las estaciones, de otoño a verano: vendimiario, brumario y frimario; nivoso, pluvioso y ventoso; germinal, floreal y pradial; y mesidor, termidor y fructidor. Que AGOSTO sea la mansa condición del año.


–del libro AGOSTO


Cartografía razonada

El pañuelo pirata que lleva la niña (de aquellos que vendía Coronel Tapioca) me ha recordado siempre a mi vecina Dora y a sus 90 años. Hacerse mayor es la leche.

[ eLTeNDeDeRo ]

Mapa Mundi con Teresa Trinidad 20160811 (1).jpg

CARTOGRAFÍA RAZONADA

 

De chicos sueñan con ser piratas.

Por su mítico parche, la vida les guiña un ojo.

Con 18 se sacan el carnet.

Seremos capitanes intrépidos, conquistadores de un nuevo mundo.

Un día se embarcan. Comprenden lo que esconden los mapas.     

     ­

    


Ver la entrada original

¿referéndum o guerra de independencia?

sé_parte_sé_demócrata
Ilustración de Rafa Iglesias. La respuesta de eLTeNDeDeRo es: SE PARTE (de partir el voto o negarse a votar quienes no figuran en el censo electoral de Cataluña).

 Todo está preparado para que la opinión pública andaluza o española mire con buenos ojos una intervención de fuerza (armada, incluso) contra la díscola Catalunya.


1º     El sentimiento nacionalista (cualquiera que se da y se ha dado a lo largo de la historia) pone en relieve una marca distintiva, la patria (el lugar de nacimiento o de adopción) que siempre fue ‑con la religión‑ causa de guerras y conflictos.


2º     Nuestras marcas personales, o señas de identidad, se dividen en dos: las naturales inevitables (físicas, exteriores) y las adquiridas. Son naturales sexo y raza. Patria, religión, clase social, sexualidad (no el sexo), son elegidas, aprendidas, heredadas o transmitidas: cultivadas; y está en nuestra mano hacerlas desaparecer de la vida pública por y para un mundo más justo e igualitario. Vista así, toda cultura es, socialmente, retrógrada y, políticamente, reaccionaria pues aunque se predica la alianza de culturas y el multiculturalismo (o, su pariente, la multinacionalidad que se postula como tercera vía), mejor sería que no hubiera nada que aliar: señal de que nada nos había dividido antes.


3º     El nacionalismo colonial (ligado al esclavismo y al feudalismo) consistió en la máxima tenencia de la tierra. En respuesta: las guerras de independencia. El nacionalismo en tiempos del bitcoin pondrá el acento en balanza de pagos, mercado interior, exterior, patentes, rentabilidad financiera, acuerdos bilaterales y organismos de gestión. El nacionalismo de mi bandera frente a la tuya queda como un arcaísmo aburrido.


4º     La clave está en que, lógicamente (con lógica económica y de la pela es la pela), el nacionalismo de banderas esconde un nacionalismo financiero, de última generación, mediante el cual un grupo dominante se enfrenta o plantea sus relaciones de poder con otro grupo de poder. En este cuadro, las masas trabajadoras, de clase media para abajo, el afán nacionalista que tienen es igual al de un soldado raso francés contra un soldado raso alemán o el que un obrero alemán en paro pueda tener contra un inmigrante turco. Fobia inducida.


5º     Hasta aquí el pensamiento crítico. Bajemos al pensamiento democrático (donde aún brillan instituciones tan arcaicas como monarquía, religión, mis fiestas, mis costumbres, mi mi mí) y reconozcamos que la cuestión catalana es una cuestión cultural, de opinión pública, que incumbe, se quiera o no, al censo electoral de Cataluña. No es una cuestión de España, como tampoco Portugal o las colonias americanas consultaron a España su independencia de España y como Estados Unidos, tampoco, a Reino Unido. De otra forma: si un pueblo (esa construcción cultural) se empeña, ese pueblo se independiza, antes o después, y el referendo es lo más moderno y pacífico: no querrán que Cataluña se levante en armas como en armas se levantaron Cuba o Filipinas.


6º     La máxima estulticia la pone el andaluz gracioso en chistes contra catalanes. Soldadito o peón de ajedrez donde mandan los reyes del tablero, solo por no aguantarlo merece Cataluña verse libre de semejantes socios incapaces de rebelarse contra sus propias clases dominantes. A un andaluz andante, los partidos soberanistas que mueven la cuestión catalana no le han hecho absolutamente nada pero el andaluz enterado y graciosillo cree que sí. Todo está preparado para que la opinión pública andaluza o española mire con buenos ojos una intervención de fuerza (armada, incluso) contra la díscola Catalunya. Constitución del 78, Rajoy: no en nuestro nombre; no en el mío, por lo menos.