Machado y las dos Españas | crítica de la Segunda República.

Por reacciones al artículo Manuel Machado y la Virgen del Carmen[1] se ve que siguen vivas, muy vivas, las dos Españas personificadas en cada uno de los Machado. A Manuel Machado, lo trato con el máximo respeto y a su hermano Antonio, el de las dos España, ni lo nombro. Está mal citarse uno mismo, pero la teoría de las dos Españas, tan útil cuando ansiábamos una España distinta, con el tiempo se ha vuelto más peligrosa que un alacrán en un zapato.[2]

Hay mucha impostura en la otra España de Segunda República y, la mayor, no haber disuelto el ejército, sin el cual no hubiera habido ni golpe de Estado ni levantamiento.[3]

La segunda impostura fue cambiar monarca hereditario por monarca elegido, manteniendo la Jefatura del Estado bicéfalo, segunda monarquía y la peor: si hoy se hiciera un referéndum sobre la forma del Estado, ganaría doña Letizia.

La tercera patraña es la exaltación del exilio exterior por encima de la resistencia interior[4], siendo así que quien se exilia (hoy, de Siria) tiene, al menos, los medios económicos para quitarse de en medio y decirle al país: Ahí te quedas.[5]

La cuarta impertinencia de doña República fue su propia mitología: la banderita tricolor como símbolo de algo y el lastre que eso trae desde los Pactos de la Moncloa (1977) hasta la España de los demócratas.

Lo quinto (y malo) es una usurpación. La Segunda parece que fuera o fuese la única república posible. República y Guerra Civil se sigue enseñando a la gente menuda en los libros de texto, a mayor gloria de la Casa Real que, ignominiosamente, se sigue postulando para poner paz y orden entre las dos Españas.

Lo que no inventen.

Dicho lo cual, que la vida nos libre de Sanjurjos, Francos, Molas o Queipo de Llanos que aún cría esta España nuestra, solo que maquillados de misiones de paz bajo el paraguas de la Otan. ¿O no huelen a cuartel secciones enteras de los telediarios? Será casualidad, pero hoy es, vuelve a ser, 18 de julio.

Daniel Lebrato, 18/07/17

[1] Fuente: Antonio Rodríguez Almodóvar.

[2] Daniel Lebrato, Tinta de calamar, cap. 60

[3] No se conoce Historia de España ni partido político que progrese adecuadamente en conclusión tan sencillita: sin fuerzas armadas no hay guerra que valga ni conflicto armado.

[4] Resistencia interior ninguneada. Comparad los honores a Víctimas del terrorismo frente a ¿Víctimas del franquismo?

[5] De este patrioterismo, lo peor fueron intelectuales equidistantes de las dos Españas, centristas o liberales por encima del uno y otro bando, tipo Ortega y Gasset, María Zambrano o Chaves Nogales, biografías muy hinchadas por el psoecialismo y el bipartidismo constitucionalista.

vuelven los Corominas (publicidad)

VUELVEN LOS COROMINAS

Un amigo rezagado nos pide los Corominas y los Corominas vuelven a estar a disposición y a descarga de quien los quiera. Es para quererlos. Para la mayoría, con el Corominas BREVE es más que suficiente. Estos son los enlaces.

Corominas BREVE en un solo tomo A‑Z

Corominas A‑CA

Corominas CE‑F

Corominas G‑MA

Corominas ME‑RE

Corominas RI‑X

Recordad que se abren con Google Chrome, explorador de Google. Copiad y pegad este anuncio y pasadlo por ahí a vuestros contactos. No se sabe cuánto aguantará su peso en gigas la unidad de Google Drive donde se alojan.

Salud y etimología.


 

Manuel Machado y la Virgen del Carmen.

Tinta de calamar, 568. La Virgen del Carmen se celebra el 16 de julio. Cuenta Antonio Rodríguez Almodóvar que Manuel Machado y Ruiz (1874-1947) tuvo su última crisis en lo que va del jueves 16 al sábado 18 de julio de 1936. Manuel se encontraba en Burgos desde el miércoles 15 con su mujer Eulalia para felicitar a una cuñada que se llamaba Carmen, monja de las Esclavas. El alzamiento aisló al matrimonio. Mariano Daranas, corresponsal de ABC de Sevilla en París, publicó una crónica tendenciosa a propósito de una entrevista que otra periodista francesa, Blanche Merris, acababa de hacerle al poeta. En la crónica se habla de Manuel Machado como redactor de La Libertad, funcionario y periodista del Frente Popular. Machado en Burgos se defendió diciendo que él había sido siempre derechista impenitente, prosiguió ensalzando las glorias del Alzamiento Nacional y se lamentó de que la edad no le permitiera ir al frente. Sigue el episodio de su conversión de la mano de su cristianísima mujer (que, viuda, se metería monja) y del jesuita Bonifacio Zamora. En febrero de 1938 ingresó en la Academia. Después ya publicó muy poco, casi todo religioso. En su diario de 1918 abundan conceptos republicanos o moderadamente socialistas que habría querido comerse como arroz con leche o calamares en su tinta. 589

la muerte os siente bien.

Elisa Armario, de Diario de Cádiz, me dio este titular: Morir en casa es casi imposible. Se trata de la unidad de cuidados intensivos a domicilio del Servicio Andaluz de Salud, que escasea por algún punto de la provincia, lo habitual por los recortes y más en verano por vacaciones. Hay dos modos de afrontar el porvenir, la vida y la muerte, la vejez. Uno es: llegado el momento, el Estado proveerá. Y otro es al modo Usa, donde tengo previstos y pagados mis gastos de salud. Como estamos donde estamos, se lleva hablar mal de Donald Trump y bien del Obamacare y nuestras pancartas insisten en pedir al Estado del Bienestar. Pero el EdB está en cuarto menguante. El sistema no ha entrado en crisis de gastos sociales para repetir sus errores. De ahí, las privatizaciones. Para la muerte digna, primero, considerarla parte ‑y no excepción‑ de la vida digna y, segundo, que la ciudadanía se pare a contemplar su estado cuando se está a tiempo al inicio de la vida laboral: quién soy, qué tengo y qué puedo esperar alcanzar o qué futuro daré a la familia que yo ‑no el Estado‑ decida tener; un horizonte vital visto con ojos de hormiguita previsora y no de graciosilla cigarra. Nuestra solidaridad ideológica (de moda, el tema refugiados) es compatible con educar en la responsabilidad individual ‑y no colectiva‑ del cuánto es y quién lo paga, preguntas que la juventud EdB no se suele hacer. Las personas mayores necesitadas de asistencia, antes de serlo, han sido mentes adultas en la vida activa. Y no estaría de más pensar en cooperación ‑no necesariamente en cooperativas ni en hospitales‑ antes de que no nos podamos valer. Cooperación puede ser que mi madre y mi tita, las dos viudas y muy mayores, vendan lo suyo y se vayan a casa de un sobrino nieto muy bien dispuesto a quien le quedó muy grande el piso cuando su mujer y sus hijas se emanciparon. Así, la asistencia a domicilio podría no tener ni que aparecer. El día que la previsión y la concentración de intereses se hagan tendencia, como ahora se dice, sostenible. Cuando me paro a contemplar mi estado es endecasílabo de Garcilaso y La muerte os sienta bien, película de Robert Zemeckis del año 92. De humor negro, dice la guía. Como si hubiera otro humor. Feliz día del carmen, canto, poema, viña, huerto o jardín. Como si hubiera otras Cármenes.


Balthus, por S o u t h e a s t.

Balthus.jpgBalthasar Klossowski de Rola (París 1908-2001), conocido como Balthus, no se había expuesto en Francia desde la retrospectiva en el Centro Pompidou en 1983. Probablemente porque sus cuadros desprenden un aroma sexual  adolescente, prohibido como algo perverso. Sin embargo, son estas pinturas de un turbio clasicismo las que le han valido el reconocimiento general en el mundo del arte moderno.

 

el aroma prohibido de las pubescentes de Balthus

Origen: S o u t h e a s t