los circunstanciales y el régimen

Complemento régimen como parchis.png

LOS CIRCUNSTANCIALES Y EL RÉGIMEN[1]

A propósito de El complemento régimen, puntualiza Peter Palfrei. Los phrasal verbs no son verbos preposicionales sino que se construyen con un verbo y un adverbio. Los prepositional verbs son verbos preposicionales. look up: look [v] + up [adv] (admirar). look down: look [v] + down [adv] (despreciar). look at: look [v] + at [prep] (mirar a). Los prepositional verbs del inglés tienen régimen; los phrasal verbs, no porque son giros verbales o idiomáticos. Ambos se pueden combinar en una superestructura denominada phrasal prepositional verb: look up at somebody: verbo + adverbio + preposición + complemento (admirar a alguien).

Gracias, Peter. Bien reconocía el redactor de El complemento régimen su escaso conocimiento del inglés. Pero no hace falta inglés para saber que en español las palabras rigen (y no solo los verbos). En Completamente viernes, título de Almudena Grandes, el régimen del adverbio completamente convierte a viernes en el adjetivo que no era. Igual ocurre en El cielo está López, de Hipólito G. Navarro, donde López es atributo. César Vallejo se inventó adverbios en ‑mente, corazónmente, y muchos siguieron su estela: tuyamente (Pedro Salinas), mentamente (José Antonio Moreno Jurado), dentramente (Carlos Murciano). Metábasis lo llaman las gramáticas. Que sustantivos, adjetivos, adverbios y preposiciones poseen un régimen lo vemos en el dequeísmo, de base sustantiva, y no verbal. Del pensamiento de algo se llegó al *pienso de que nos podríamos ver.

La palabra conocimiento está tan hecha a las preposiciones de o por que esas mismas preposiciones se acomodan al verbo conocer y, de ahí, la polémica por donde empezó todo esto: qué clase de complemento era por sí misma en la frase la naturaleza es conocida por sí misma y no por ninguna otra cosa. Primero demostramos que por sí misma era un complemento adjetival y no verbal, lo que excluye todo análisis como complemento circunstancial o agente (no hay pasiva), y después propusimos la terminología régimen frente a preposicional. ¿Igual que en inglés? No. Tomando del inglés el parecido que nos interesa, y que el alumnado piense las palabras con los aportes, los enganches, las conexiones o añadidos que cada palabra espera o necesita, lo cual les enseña a hablar bien, a darle a cada palabra lo suyo. ¿Quién dirá que no es régimen ir a, venir de, mediar entre, saltar sobre, preguntar por, acosar a, con sus correspondientes o nuevos sustantivos o adjetivos: director de, culpable de, insistencia en, complicado con, asesinado por? ¿Quién niega las parejas de hecho que forman [de + entre], de entre los muertos, [que + por, aun], porque, aunque? El régimen es tan poderoso que reside en etimologías duplicadas, conmigo : con + mi + con, o en construcciones semánticamente redundantes, simpatizar con o colaborar con.

Ya puestos, no está de más repasar lo que se entiende por ‘circunstancia’ en complemento circunstancial. Circunstancias puras no hay más que tres: espacio, tiempo y modo: preguntas de respuesta concreta: ¿dónde?, ¿cuándo? y ¿cómo? (que incluye compañía, instrumento, materia, cantidad, etecé.) No son circunstancias, pero responden a preguntas redondas, ¿por qué? y ¿para qué?, causales y finales, de respuesta lógica[2]. El resto de conexiones no da circunstancias: afirmación, negación, disyunción, adversidad, concesión, comparación, consecuencia o condición: no son circunstanciales. ¿Qué circunstancia sería por sí misma? Si no quieres meterte en un congreso psicolingüístico sobre el conocimiento, el conocer o el conocida de la dichosa naturaleza, hazte caso: analiza régimen y ¡échate a reír!

[1] Algunas de las construcciones de régimen usadas para la redacción de este texto: a propósito de, acomodan con, clase de, combinar en, congreso sobre, conocimiento de, construyen con, convencer de, convierte a, de ahí a, échate a, está en, frente a, hecha a, idea de, igual que, llaman a, llegó a, marcadores de, meter en, piense en, responden a, se trata de, título de, vemos en, ventajas de.

[2] A preguntas claras responden también el Sujeto (¿quién?), el Objeto y el Predicado (¿qué?), el Indirecto (¿a quién?) y el Agente (¿por quién?). Para memorizar las uves periodísticas hemos usado la línea de preguntas ¿Quién?, ¿Qué? (sujeto de la noticia y noticia), ¿Cuándo?, ¿Dónde? y ¿Cómo? (circunstancias puras). A esas cinco preguntas añadimos dos que pueden faltar, ¿Por qué? y ¿Para qué?, motivos y finalidad.

.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s