ventajas de no saber inglés.

–Qué sería mi adoración por Frank Sinatra y tantas otras canciones de mi vida, si entendiera sus letras. (El Rey Bobo: Canción del que no sabía inglés)

.

Entre las canciones de mi vida, Baby keep smiling, canción que yo tenía interiorizada como *Mi niña sonríe y es eso lo que vale.

Baby keep smiling es una canción de Lou Bega estrenada el 19 de julio de 1999, escrita por Donald Fact, Frank Lio, Zippy Davids & Lou Bega, tema incluido en el disco Ladies and Gentlemen, de Lou Bega.

Lou Bega es David Lubega, cantante alemán (Múnich, 1975) de madre italiana y padre ugandés y crianza en Miami, de donde sus ritmos caribes y la adopción de su nombre. Baby keep smiling circula en dos versiones: una, en solitario de 3:10 de duración y, otra, con Compay Segundo de 3:38.

Baby keep smiling (Niña sonríe)/ You know the sun is shinin’ (Es eso lo que vale)/ It’s hot out side so forme it is/ A brand new day that I shall kiss/ And if you feel the same way too/ Do the things that I’m gonna do/ All we need is a mobile phone/ To tell everybody we are not at home/ And if you have to work all day/ Listen what I got to say/ Baby keep smiling/ You know the sun is shinin’/ I put on my glasses/ To tell how sweet your ass is/ So would you jump into my caddy/ And call me just sweet, sweet daddy/ All I need is a mobile phone/ To tell everybody we are not at home/ And if you have to work all day/ Listen what I got to say/ Baby keep smiling/ You know the sun is shinin’/ *Necesitamos un teléfono móvil para decirle a todo el mundo que no estamos en casa. Todo lo que necesito es un teléfono móvil. Y si tienes que trabajar todo el día: Baby, sonríe, sabes que el sol está brillando.

El Rey Bobo tomó por modo indicativo (descriptivo o narrativo: “Mi niña está sonriendo”) lo que era imperativo (ruego o mandato: “Niña, sonríe”). Y es eso lo que vale, no mi inglés.

Ya me ocurrió cuando, al citar de memoria mi momento preferido del Quijote, hice decir a Sancho lo que nunca dijo: “No se *me muera, mi señor don Quijote”. mi señor don Quijote aparece 27 veces en el Quijote, pero no se me muera, ninguna. Las palabras de Sancho fueron: «No se muera vuestra merced, señor mío.»

Otro día hablábamos cómo un exceso de yo (no se me muera, mi niña sonríe, yo, me, mi, carne de la misma lírica) afeaba un soneto de Pessoa comparado con Quevedo, antes, y con Borges, después. Y otro día hablaremos de los amplios peligros que acechan a la autofoto o autorretrato, también selfi. auto y self por demás contribuyen al egoísmo y, lo que es peor, dejan en evidencia al retratado, que, como el coronel de García Márquez, no tiene quien le escriba. Solución en portada: foto LeMonge.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s