para hablar de jubilación.

Para hablar de jubilación (cálculo a tres: edad o tiempo de vida activa, activos ingresados y pensión o ingresos pasivos[1]) hay que hacer un pacto de conversación (y, si no, lo dejamos). Ese pacto debe aceptar como premisas o axiomas:

La jubilación funciona como fondo de inversión individual (o con tendencia al promedio individual, algo que interesa desdibujar, para protagonizarse él, al Estado) por ahorro o descuento en nómina durante un tiempo laboral activo, que son las cotizaciones o el monto cotizado. Ese monto o fondo de pensión rige o se rige como sus iguales productos financieros. Es decir, que es una gran tangana lo que sigue y se percibe como amenaza:

la paga como dependiente de una serie de índices de coyuntura que no sean el ipc (lo que las cosas cuestan) o el irpf (impuesto liquidación de Hacienda),

tales como

tasas de ocupación o desempleo (a tiempo real de ahora mismo),

flujos de población migración, índice de natalidad

fluctuaciones de un mercado de trabajo “que cotice por nosotros”,

como se nos quiere transmitir, con ánimo de religarnos a una actualidad que no abandonemos nunca.

Este religamiento resta libertad al jubilado, quien, con su paguita asegurada y sintiéndola enteramente merecida y suya, podría anarquizarse de todo lo que en su vida activa fue trabajo, obediencia al jefe, disciplina, lealtad o fidelidad al capitalismo, a la empresa, a la política de la democracia o del Estado del Bienestar.

Dicho lo cual, y sobre esa base, es fácil desmontar o desmitificar noticias que nos hablan de prodigios pensionados o pensionistas. Todo será, como siempre, ubicar

A) capital inicial (algo de lo que nunca se habla)

y B) mecanismos de renta o plusvalía generalizables, pues la riqueza de un capitalista está reñida -porque vive de ella- con la riqueza del trabajo en general.

Si A y B se solventan sin demasiada carga de atrocidades (esas acciones anónimas no tan anónimas que cotizan guerras, derechos, personas o insoportables grados de abuso o esclavismo), lo que nos queda del jubilado (ella o él, persona que estuvo en activo y en modo de rutina de trabajo) es lo que sirve o serviría para cualquiera que vive de la renta, para cualquier rentista.

Y si una tal Rachel Richards se nos propone como ejemplo de éxito de jubilación anticipada con 27 años, otros nacieron ya rentistas y no han tenido que dar golpe en su vida. Ese era el grado C (de capitalismo) que ni recorre las fases A ni B y funciona a costa nuestra o con nuestro consentimiento, que parece mentira.

Otro día vemos entre empresario o asalariado o funcionario, cuál de los tres nos da mejor vida.

Rentista es eso que seremos todos donde la jubilación no es más que una clase de renta junto a otras rentas pasivas que se reciben del Estado: familia, natalidad, salud, vivienda, transporte, mínimo vital et cétera.

No más mentiras entre tanta mentira.

/ Gracias, Alejandro Elías /


[1] ingresos pasivos: dinero que se ingresa por activos, ya sean inmobiliarios o de otro tipo, que no implican un trabajo diario para su propietario.

Para hablar de jubilación: caso milagro que se propone como ejemplo.


Un periódico que titula sus secciones nec otium, empresas, economía, mercatia, España, inmobiliaria, y publica una noticias bajo el antetítulo “Su formación en finanzas fue clave”, ha de ser español y dirigido a gente joven o con perfil de público y publicidad en busca de jóvenes capaces o con posibilidades de moverse en el proceloso mundo de los negocios (nec otium) a quien va dirigido este inmenso y escandaloso titular: «La joven que se jubiló con 27 años e ingresos de 13.000 € al mes: así lo hizo» Rachel Richards es un claro ejemplo de éxito de jubilación anticipada. Esta americana alcanzó la independencia financiera con 27 años gracias a un plan de ahorro, inversión y rentas pasivas.

anuncios integrados entre titular y cuerpo de la noticia

# La pareja que se jubiló con 38 años y un millón ahorrado: ahora viajan sin parar # Ahorra y gana dinero para la jubilación anticipada: plan de pensiones, fondos… # El último cambio que afecta a la jubilación anticipada y la pensión # Los años que deberás cotizar para tener pensión y cuánto dinero te pagarán.

La Información NOTICIA 30/06/21 12:20h (seguida con foto y pie de foto de la muchacha: Rachel Richards, experta financiera que se jubiló con 27 años. moneyhoneyrachel.com.)


cuerpo de la noticia

La jubilación anticipada es el objetivo de muchos españoles que quieren dejar lo antes posible el mercado laboral y disfrutar de una vida sin ataduras. Sin embargo, ahorrar el dinero suficiente y conseguir ingresos que nos mantengan en el futuro es una tarea complicada. En ella influyen decisivamente el sueldo, los conocimientos financieros y la toma de buenas decisiones de inversión. Esos tres factores los aunó a la perfección la americana Rachel Richards, conocida mundialmente por jubilarse anticipadamente a los 27 años y tener ingresos pasivos mensuales de 16.000 dólares.

Por ingresos pasivos se entienden el dinero que se ingresa por activos, ya sean inmobiliarios o de otro tipo, que no implican un trabajo diario para su propietario. Rachel destacó en este aspecto y consiguió la independencia financiera.

Ya antes de entrar a la universidad le aterrorizaba la posibilidad de contratar un préstamo estudiantil. Por ello, leyó todo lo que pudo sobre gestión del dinero y finanzas personales en el colegio y en el instituto, tal y como señala la web de finanzas Grow (crecer).

Consiguió varias becas para el Centre College de Danville (Kentucky) y pagó el resto de su matrícula (10.000 dólares al año) vendiendo cuchillos de la marca americana Cutco. Gracias a este trabajo a tiempo parcial se graduó en 2013 con 20 años sin ninguna deuda.

Su método hacia la jubilación anticipada

La primera piedra de su camino fue empezar a ahorrar más de la mitad de su sueldo. Trabajó dos años como asesora financiera y su salario era de 42.000 dólares al año. Después, trabajó en el mundo de la inversión inmobiliaria y encontró un puesto de analista financiera en una empresa en 2016, con un sueldo más elevado: 75.000 dólares. Allí pasó tres años antes de jubilarse anticipadamente con 27 años.

El éxito de las rentas pasivas

En 2017, Rachel comenzó a estudiar un método para generar rentas pasivas que le permitiesen jubilarse pronto. Lo hizo en conjunto con su marido. Ese año, la pareja compró su primera vivienda, un dúplex en Louisville por 100.000 dólares. En los meses siguientes expandieron sus inversiones inmobiliarias de manera agresiva, comprando seis propiedades en dos años.

Rachel tenía licencia de agente inmobiliaria, lo que dio a la pareja grandes ventajas como notificaciones exclusivas sobre inmuebles nuevos en el mercado. También se llevaba una comisión del vendedor por comprar sus propias viviendas.

Todas las propiedades menos el dúplex se alquilaron rápidamente, ganando entre 200 y 300 dólares al mes. Siguieron comprando y en la actualidad dedican entre 5 y 10 horas a la semana a la gestión de sus propiedades. Todas en conjunto les generan rentas pasivas de 8.000 dólares al mes.

Un libro que genera beneficios

Sus amigos siempre le preguntaban consejos financieros, por lo que Richards optó por publicar un libro. Este proyecto ya lo tenía en mente desde 2017 y decidió publicarlo a través de Amazon. Su obra titulada Money Honey: A Simple 7-Step Guide for Getting Your Financial $hit Together es un éxito de ventas e incluso ya tiene una segunda parte. Ambos libros le generan ingresos pasivos de 4.000 dólares al mes.

Por otro lado, en su blog Money Honey presenta y ofrece servicios de cursos online financieros de ocho semanas. Esta es otra fuente de ingresos pasivos que da lugar a 4.000 dólares adicionales.

Hoy en día, su marido sigue trabajando, las rentas pasivas de la pareja son de 16.000 dólares mensuales y sus gastos de 8.000 dólares. Un éxito de gestión financiera.

Temas relacionados:

Los trabajadores afectados por amianto tendrán acceso a la jubilación anticipada

La tabla de la Seguridad Social con la cuantía de todas las pensiones mínimas

Holanda, Suecia… Así son los sistemas de pensiones para reformar el español

La Información. Calle Condesa de Venadito nº 1, Planta 1ª. Madrid, 28027, y Calle Canarias nº 49, Planta 1ª. Madrid, 28045, España.



[1] ingresos pasivos: dinero que se ingresa por activos, ya sean inmobiliarios o de otro tipo, que no implican un trabajo diario para su propietario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s