permiso de paternidad.

dios_ha_nacido

Se imponen últimamente los varones la misión de ser tan madres como las madres de sus hijos. Y el Estado, que lo fomenta, iguala los permisos de paternidad y maternidad, como si las dos fueran una misma cosa. Lo cierto es que la familia es un ente privado y que el Estado no debería inmiscuirse ni a favor ni en contra, ni para bien ni para mal. O en todo caso: darle la empresa y el Estado los mismos cinco meses de permiso a gente soltera, que a madres y padres, y allá cada hombre o mujer que disfrute esos cinco meses como les parezca, como si deciden, frente al natalicio, adoptar un ya nacido, la política de adopción. La relación sería: cinco meses por persona adulta; más, tampoco. Imaginemos una pareja que multiplica su descendencia por cinco o por seis. A cinco meses por nacimiento, ¿no nos parecerían esos meses de baja parental una forma de privilegiar unas vidas frente a otras? Y esas familias numerosas ¿no chuparían con ventaja de los presupuestos que pagamos todos, seamos contribuyentes solos o en pareja, con o sin descendencia? Pongamos las cosas en su sitio ya que no podemos dejarlas como están.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s