lxs amigxs (a vueltas con el español de géneros).

Querid@ amig@: la arroba o la equis sirven al emisor (hembra o varón o colectivo) para lo que en cartas comerciales servía, y sirve, amigo/a. Ante o/a, ante la @ o la equis, el receptor varón o hembra se aplica al caso, digamos, tacha lo que no necesita: querido amigo / querida amiga. Pero mis amigxs, mis amig@s, en plural y modalidad enunciativa, función referencial, no sabemos cómo verbalizarlo. “Lxs amigxs me han hecho una entrevista”. Quien recibe el mensaje añade información al emisor (que será feminista o similar) pero ¿cómo lo lee? ¿Las y los amigos, Las amigas y los amigos, Las y los amigos y amigas, Las y los amigas y amigos? ¡Habiendo amistades y mis amistades! Amigos/amigas, hijos/hijas, sobrinos/sobrinas, nietos/nietas, compañeros/compañeras son tan, tan, frecuentes que bien merecen los neologismos amigues, hijes, sobrines, nietes, compañeres, de igual operatividad que estudiantes o intérpretes, que ya están. Una academia de mujeres podría imponer esos neologismos y arrinconar la academia de varones que del par mutable/inmutable, de la lingüística clásica, se queda siempre con lo que le interesa: ¡inmutable!

Sigan este enlace a El español de la e‑, que tiene su origen en el colectivo lgtbi, harto como estaba de no saber qué hacer con el género gramatical cuando ni el biológico ‑quizás‑ se tiene claro.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s