No le pidáis luces a Ucrania.


Cuando éramos más jóvenes viajábamos a Kiev, Moscú y Leningrado y todo aquello era Rusia.

Cuando éramos más jóvenes viajábamos a Kiev, Moscú y Leningrado haciendo escala en Sofía, capital de Bulgaria (en ruta desde el Prat de Barcelona al aeropuerto de Borýspil o Boispol —Kiev, para entendernos). Y todo aquello era Rusia.

Cuando éramos más jóvenes, no era aún el ’89, no había caído el Muro de Berlín.

Mirar el tiempo ahora nos obliga a no vernos y eso, aún, es imposible.

No le pidáis luces a Ucrania pues que nosotros no las tuvimos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s