luces de banderas republicanas.

Segunda República

Por razones de memoria histórica (de rechazo a la monarquía franquista y de reparación con la Segunda República) en España se lleva pedir república como si fuese una gran cosa. Y no. Salvo el Borbón reinante, España es una república y como tal se comporta. Así hay que entender el caso Urdangarín, convicto de leyes que ni al rey escapan. No hay monarquías en Occidente. Hay estados bicéfalos (con Jefatura del Estado) y estados acéfalos (sin Jefatura), que suman 56 en todo el mundo. Estamos hablando de países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, México, Uruguay, Perú o Suiza: países que se ahorran la superflua (y costosa para el contribuyente) figura que reina pero no gobierna, es decir, no hace más que figurar.

Otra cuestión es la pervivencia de cámaras altas (o de los lores) sobre los parlamentos. Entre las cien naciones unicameralistas están Bulgaria, China, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Estonia, Finlandia, Grecia, Hungría, Islandia, Lituania, Macedonia, Montenegro, Noruega, Nueva Zelanda, Perú, Portugal, Suecia o Ucrania.

¿Por qué lo que es bueno para esas naciones no va a ser bueno para España? La respuesta no gustará a la añoranza de la Segunda República (que fue presidencialista). Una España sin Jefatura y sin Senado sería una España más barata, más ligera de clase política y más representativa. Y aunque habrá quien diga que una cámara territorial haría falta en un futuro estado federal, esa cámara no puede ser el actual Senado, cámara que, como se está viendo y es un escándalo, no es la cámara de las regiones o autonomías sino el Senado tapón, como lo llamó en su día Ramón Tamames, tapón en manos de la derecha. Basta saber que, con un 33,01 del voto, el PP ocupa el 56,01 de los escaños del Senado. ¡Eso es chupar cámara!

Para acercar la democracia a la realidad no solo hay que acabar con la Jefatura del Estado y con el Senado: hace falta una nueva ley electoral que extienda el sistema proporcional y acabe de una vez con el sistema mayoritario que permite Borbones, Urdangarines y Letizias, con tanta inflación de señorías y tanto disparate democrático. Quienes airean la bandera republicana: pónganse al día, por favor y por el siglo 22.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s