la buena educación

mal educado se está y maleducado se es. mal educado está quien no ha sido bien educado y maleducado es quien, habiendo sido bien educado, se manifiesta groseramente o con malos modos o modales. Para que nadie se confunda, sobre todo cuando hablamos de la educación de los demás, tema sensible que puede herir, proponemos tres líneas en la palabra ‘educación’: civismo, civilidad y enseñanza adquirida o formación profesional (normalmente asociada al dinero y al estatus social). civismo es pensar en los demás y, cívico, no molestar, vivir como quien vive en sociedad. civilidad incluye, en nuestro ámbito, por ejemplo, ser demócrata, creer en la igualdad hombres mujeres, en los derechos humanos, tener conciencia medioambiental, de hábitos saludables, etc., todo lo que hace a una persona sentirse normal dentro de un sociedad que considera normal: aunque no fume ni beba, nuestro hombre o nuestra mujer entienden que tabaco y alcohol están en su normalidad. Esa normalidad será distinta en otras sociedades, islámicas, orientales, tribales, etc. Vamos al cuadro de positivos y negativos:

educación-obediencia educación-adaptación educación-poder
civismo civilidad formación
dinero
(hombre o mujer:)
perfecto salvaje
+ inmigrante posible siervo
+ + siervo perfecto
+ + + hombre modelo perfecto
+ + hombre súper con malos modales
+ + hombre súper de otra época
+ hombre súper insoportable

Haga sus aportaciones a eLTeNDeDeRo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s