¿Para cuándo la política no profesional? o el caso del chalet de Pablo Iglesias.

escaños vacíos


Bien está que la clase política crea en sí misma, pues de la política vive. Pero que eso piensen personas libres significa que no se han planteado la división social de la democracia entre representantes y representados. ¿Hasta cuándo, con chalet o en pisito de alquiler, la clase política? Para la provisión de escaños, tomemos ejemplo de instituciones democráticas como son los jurados populares, las comunidades de vecinos o las mesas electorales, cargos ciudadanos transitorios que se ocupan por sorteo y no remunerados. Quien lo dude no olvide que el Estado tiene dos caras: la administración y la política. Cuando la administración funciona, la política se reduce a dilucidar en qué se gastan los dineros públicos y bajo qué condiciones legales se ordena la convivencia, todo lo cual (dietas y compensaciones al margen) es compatible con la continuidad del representante (provisional) con la vida laboral que antes tenía y seguirá teniendo en cuanto acaben sus no más de cuatro años de mandato.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s