BIBLIOTECA LAXANTE

Daniel Lebrato en misa

BIBLIOTECA LAXANTE

Compulsivamente leo y escribo desde hace años. De mi manía -por lo demás, muy común y compartida-, dejé constancia en un episodio que titulé después, a libro pasado, El lector. El lector iba dedicado a mi hermano Pepe Lebrato el Impresor, el de Lebrato contra Lebrato. La dedicatoria sigue aunque mi hermano no siga conmigo. El caso es que, conforme avanza mi aburrimiento en las conversaciones, más me refugio en mi teclado, mi pantalla, mi impresora y mis papeles, y más insisto en leer para olvidar. Soy lector como Fernando Merlo era poeta. Cagando. Mañana, páginas escogidas de su Escatófago.


 Fernando Merlo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s