el lector

gigante


 

He hurgado, ya se sabe, como un ladrón los viejos libros

y las páginas que faltan buscado codicioso

pues piensa el descreído que todo libro es sagrado

y toda obra, incompleta

Si no me interesó la conversación de los hombres

sí en cambio su escritura

Perdí mi luz

por entre líneas de polvo de luminosa fábrica

Memoria confusa guardo de larga arqueología

a veces sólo un versículo, cuatro palabras, ruido

Nunca descifré los renglones de El que todo lo escribe

y hace tiempo que aprendí

la dulcísima piedad de la mentira

 


De quien mata a un gigante (1987)


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s