Contra Bertolt Brecht.


La noche del franquismo vimos cerrar periódicos que no eran nuestros periódicos, pero salimos a la calle por la libertad de expresión.


La noche del franquismo no éramos ni el Lute ni Eta ni Puig Antich pero salimos contra El crimen de Cuenca, contra las torturas y la pena de muerte.


La noche del franquismo no éramos vascos ni indepes pero salimos contra el Proceso de Burgos cantando La Estaca y al Vent.


La noche del franquismo quién hubiera imaginado —ahora que hijos y nietas deciden con derecho a decidir qué me pongo, qué estudio, qué me tatúo, con quién salgo— tanto silencio, tanto, tanto, porque yo, que ahora no me muevo, ya me moví.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s