No seas animal: la hora del receptor.

Mujeres libres con burka

La campaña No seas animal, contra los malos piropos, del Instituto Andaluz de la Mujer, quiere erradicar una práctica socialmente aceptada que normaliza el papel de las mujeres como objeto sexual. La Junta de Andalucía no va a multar a nadie que piropee a una mujer; no prohíbe una conducta sino que la ridiculiza.

La cuestión es: ni piropos a una mujer (ni buenos ni malos) ni insultos (al árbitro o al otro conductor) ni signos externos que evidencien creencias proselitistas que la sociedad no tiene por qué conocer. Me refiero a cruces y alzacuellos, kipás y velos islámicos; no digamos sotanas y tapados integrales como el burka. En nombre del todo vale y del si a ellas les gusta, mucha es la gente que sale a la calle o en pantalla con el empeño o compromiso personal de darnos testimonio de su fe.

Sin piropos ni insultos, sin cruces y sin velitos, es verdad que seguirían signos externos distintivos o invasivos como joyas o marcas de moda, pero la vida social sería mucho más neutral, laica y silenciosa. En términos del cuadro de la comunicación sería darle todo el poder al receptor, no al emisor como lo tiene ahora.

enlace a Tacos, insultos, piropos, eufemismos y malsonancias

–enlace a Marta García Aller, en ElIndependiente.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s