no hagáis el bien.

No solo los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres. También las distancias entre la buena y la mala vida son cada vez más notorias y escandalosas. De muestra, la ola máster chez vista con ojos del hambre y del comedor social. Los gestos solidarios (ningún niño sin navidad, sin juguetes, sin lo que sea y solo porque es infancia y es navidad) adquieren de pronto el valor de impuesto social o limosna paliativa de la mala conciencia. Estas navidades, háganse caso: no practiquen el bien, no prolonguen la agonía de un mundo que merece ‑él sí‑ pasar a mejor vida.

*



 

Anuncios

Un comentario en “no hagáis el bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s