La clase obrera pide carbón

LA CLASE OBRERA PIDE CARBÓN

La minería del carbón es ruinosa pero se pide que el Estado, con mayúsculas, financie la minería.

Mucho antes, los astilleros eran ruinosos, y Zapatero invirtió el orden de la paz y de la guerra y reflotó Astilleros a base de pedidos militares. UGT y Comisiones, callaron: sí, boana. Pero la fábrica de cualquier cosa no justifica la ética de cualquier cosa. Mantener el empleo no es ningún valor. ¿Defenderíamos la guerra solo para que los militares no se queden en paro? ¿Repondríamos la pena de muerte para que los verdugos no se queden sin trabajo? Los oficios tienen que plantearse la división social del trabajo y la función social de su trabajo. Y un minero está obligado a proponer algo más que bajar un día y otro a la ruinosa mina.

Ni tontos ni marxistas, los sindicatos han renunciado a su ideología. No usan socialización, no usan nacionalización, sino que, como la gitana del chiste ­‑dame algo‑, se apuntan al dame trabajo. Tantos huevos que tienen los mineros, ¿y no han promovido un movimiento cooperativista? ¿Nada inventarán frente al omnímodo Capital y frente al escuálido Estado?

El trabajo tiene un color. Astilleros fabrica lanchas militares, sirven para matar. El Airbus, orgullo de una Sevilla, es Airbus Military, sirve para matar. La minería del carbón no es rentable, Santa Bárbara Bendita. Nada hay en la lucha de los mineros ni de progresista ni de revolucionario. Tan conservadores son como el PP. Y menos prácticos.

La clase minera ha perdido la clase, no tiene clase. Queman neumáticos, cortan carreteras, ferrocarriles, cierran pueblos enteros. Pero no tienen razón económica al margen del vil y servil dame trabajo. Olvidan que la ley del trabajo es el beneficio. Una economía subvencionada es un sinsentido. La ética de la economía, su obligación social, no es ser subvencionada sino subvencionar lo humanamente necesario: educación, sanidad, tercera edad, etc.

Los mineros no votaron verde. No votaron Izquierda Unida. La mitad de sus banderas son de UGT, falacia bipartidista y antisindical que vino a impedir la unidad obrera. Y ahora piden carbón a los reyes magos: vivir con cargo al presupuesto.

Nuestros trabajos no pueden ser, sin pecado, un adorno.

Estamos tocando el fondo. Estamos tocando el fondo.

Lo dijo Gabriel Celaya, lo cantó Paco Ibáñez y lo recuerda

Daniel Lebrato, 19 del 6 del 2012

LA CLASE OBRERA PIDE CARBÓN

2 comentarios en “La clase obrera pide carbón

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s