yo el supremo.

YO_EL_SUPREMO_PORTADA_WEB_0


De lejanas cortes y extrañas embajadas
llegaban hasta el juez queriendo conocerlo
pues eran fama sus sentencias, todas
de original y copia, de imputación y de orden
de extradición, de calabozo o cárcel.
Aquel buen juez había patentado
la democracia perpetua, la cámara de más,
el banquillo eléctrico y la constitución letal.


[LA CORTE DEL REY BOBO]


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s