SHAKESPEARE O EL AZAR

Shakespeare Retrato Chandos National Portrait Gallery
Retrato Chandos Nationol Portrait Gallery 

SHAKESPEARE O EL AZAR

A Shakespeare lo sostienen tres grandes grupos de opinión: el grupo homosexual, la lengua inglesa y la veneración por la tragedia clásica, esos argumentos mandados por un destino ciego cuyo mejor representante es Edipo, a quien, por mucha catarsis y por mucho psicoanálisis, un juzgado moderno declararía inocente. De esa inocencia, resulta el teatro de Shakespeare, donde la crueldad del destino se queda para nosotros en casualidad, no en causalidad: entradas y salidas de personajes, lances infortunados frutos de una mala cabeza, cruces de circunstancias que abren o cierran nudos de acción y desenlaces. Al lado de Shakespeare ‑sus sonetos, aparte‑, arriesga más y resulta más humano don Quijote conforme se va haciendo dueño de sus circunstancias. Qué más quisieran Hamlet o Macbeth. O Romeo y Julieta, al lado de Calisto y Melibea.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s