Coplas urdangarinas de la Infanta doña Cristina

Infanta-Cristina

  1. SONETO previo por soleares

Qué mala suerte la tuya,
Cristina de Borbón Grecia,
nacer mujer y segunda
y encima, con tanta alteza,
quedarte siempre en infanta
que no pudo ser princesa
ni majestad como esa
que apuntó al trono, que escarba.
Dijo Letizia a Felipe:
–Tú dile al Rey que te abdique y
mande a Qatar la cuñada.
Voy a la pelu, ahí te dejo,
dijo mirando al espejo
viéndose reina de España.


 

  1. SOLEARES de baile

Corrían por las esquinas
coplas de infanta limón,
naranja y urdangarina.

Nacer segunda y mujer,
a vueltas con la ley sálica:
sádica tuvo que ser.

Y ante el reloj de la Audiencia:
del nos al Nóos, una o,
no es tanta la diferencia.


 

  1. CUADERNA VÍA de monarquía

Non juztguemos por uno
toda la clerecía
‑dijera el Arcipreste‑,
por end, la monarquía.
Non por Urdangarín
yuztguemos a Cristina.
Si el pobre sabe nada,
¿la pobre qué sabía?


 

  1. COPLAS de monarquía

En vez de hablar lo grande,
la monarquía,
se lleva hablar lo chico:
doña Cristina.
Iñaki, el joven,
hizo lo que veía:
pasar el sobre.

Es la etiqueta
agachar la cerviz
ante su alteza.
Estos Borbones
no han leído a los clásicos,
ni se supone.

Que hay que ser un imbécil
o una idiota
para estar por encima
de otras personas.
Desde la cuna,
hay quien nace princesa
y quien, basura.

La facha estricta:
–Siempre están con lo mismo
estos marxistas.


 

  1. COPLAS de inocente declaración

Del vos, al Nóos,
y al juzgado derecha,
¡vaya por Dios!

La urdangarina
en vena se le sube a
doña Cristina.

Con qué sonrisa
forzada va al juzgado
doña Cristina.

Dijo verdades
como puños la infanta:
¡Y ella qué sabe!

De abogado, a cliente:
–Tú, ve a lo tuyo.
(Lo de hacerse la tonta,
lo dijo el vulgo.)
–Me haré yo misma
boba, muda, entre sorda,
dijo Cristina.
Y va y lo borda:
que al marido le pongan
otras esposas.

Le ha preguntado el juez
por el esposo.
Protesta la defensa:
que eso es acoso.
Entonces, que responda
por ella misma,
y el fiscal va y protesta,
su señoría.


 

  1. RAP DE URDANGARÍN

Qué quieres, picha,
yo, con la dicha
de mi casorio,
voy por el mundo
viendo qué fundo,
puente, auditorio.
Esto es muy fácil.
Yo soy Iñaki.
Gritos me hieren,
no sé qué quieren.

Tengo a Valencia
y a Baleares,
tengo mi agencia y
los populares,
tengo la pinta,
soy alto y guapo,
tengo la firma y
tengo despacho.
Gritos me hieren,
no sé qué quieren.

Soy el Urdanga-
rín de Berlanga,
tengo en la manga
lo que se tanga.
De un euro, cuento
miles por ciento.
Si no hay evento,
me los invento.
Gritos me hieren,
no sé qué quieren.

Esto no es fácil.
Yo soy Iñaki.


 

  1. Concluye por la CUADERNA VÍA

Pidióse el de Berceo
un vaso de bon vino,
enclítico, el buen fraile,
y en verso alejandrino.
Yo no me pido nada
ni a Iñaki Urdangarín, no.
De lejos es la culpa,
no el último que vino.
Suponte, un suponer,
que casas con la Casa
que vive de casarse
de boda en boda y basa
su herencia en heredarse.
Señor, usted me pasa
lo suyo y, por pasarlo,
le paso: esta es mi tasa,
digamos, por gestión,
aval, procedimiento,
sin iva o, si hace al caso,
con iva y documento,
de un rally a un gran teatro,
da igual, cualquier evento.
Usted sigue de alcalde
y ¡todos tan contentos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s