Enseñanza y Educación

ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN

Se oye decir que el pastor aquel, analfabeto, tenía una exquisita educación o que este profesor, tan sabio él, es un mal educado. Son las dos caras de la enseñanza: educación y formación profesional que, si lo piensan, no tienen nada que ver. Y si puede entenderse que las personas nos dividamos por la carrera que estudiemos, no se entiende que nos dividamos por la educación y que no recibamos todos la misma, al margen de la carrera de cada uno y como ingrediente de una misma nacionalidad española. Al dejar en manos de la Iglesia y del capital privado la formación de las hijas de María y de los hijos de papá, la igualdad, la democracia y la coeducación salen ya dañadas desde el principio, como se vio, por ejemplo, en aquella diputada que a una ley contra los trabajadores soltó, risueña: ¡Que se jodan! Quien sepa de algún partido que incluya en su programa la denuncia del Concordato con la Santa Sede, que data de 1979, y que se plantee acabar con las dos líneas de la enseñanza, la pública y la privada (con la concertada), que sin tardanza me lo diga, para yo ir a votarlo.

Daniel Lebrato, Ni cultos ni demócratas, 13 del 5 de 2015

artículo relacionado: La pública y la privada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s