Etiqueta: PP

lo que queda de Franco.

La llamada Guerra de España[1] es eso que no acaba nunca y que da una posguerra que continúa y continúa más allá de la muerte de Franco y más acá de la Constitución de 1978 y de la autoproclamada ejemplar Transición Española.[2] Y, para ningunear la moción de censura anunciada por Podemos y ganar la campaña de imagen, no es casualidad que el actual Psoe reabra el tema de dónde están o dejan de estar los restos de Franco. Tema posguerra donde los haya. Como si el antifranquismo socialista fuese superior al antipepeísmo de Podemos, frente anti PP donde, verdaderamente, se juega algo la nación española, no en un quítame allá esos huesos, que bastaría reinterpretar. Un país libre de su pasado puede mantener en pie o incluso levantar monumentos al horror con tal de que las generaciones recuerden lo que se dejó atrás y para que la historia no se repita. Cualquier holocausto se recuerda así: en monumentos negativos. Lo que queda de Franco no está en el Valle de los Caídos. Lo que queda de Franco está en PP y Psoe. Juntos custodian esta posguerra infinita y estos muertos en busca de ataúdes.

[1] A honor de la resistencia republicana y contra la idea envenenada de las dos Españas ‑Machado nos perdone‑, lo suyo es llamarla, en vez de Guerra de España o Guerra Civil, frustrado Golpe de Estado contra la República derivado en guerra.

[2] Véanse el Senado tapón, la ley de amnistía, electoral y de memoria histórica, o la cuestión catalana.

¡vivan las cadenas!

El mismo día que Unidos Podemos presentó su moción censura, fue un lunes, empezaron a echarle mierda encima. Según el Psoe, Pablo Iglesias era culpable de otro ‘numerito’ a favor de Rajoy. Esa noche, esperamos al Gran Wyoming en El Intermedio. Cuando vimos que él también se reía, se confirmó que ‑sin Mediaset y Atresmedia, ese duopolio‑ la moción de censura estaba muerta, muerta de risa y muerta en serio. Lo cual abre un fleco interesante un mes que tanto se ha hablado del humor. El humor de Eduardo Mendoza y el de humoristas encausados, y los límites del humor cuando se meten con la religión. eLTeNDeDeRo lo ve así:

reírse de (burlarse de) es de derechas y meterse con (satirizar a) es de izquierdas.[1] Para reírse de hay que estar a bien con la vida, estómago lleno y necesidades cubiertas, y entonces el [buen] humor [etimológicamente: el líquido que lo domina a uno, lo contrario sería la mala sangre o leche] es un estado de ánimo positivo y satisfecho. A reír, pues, con ese humor que puede parecer bobalicón o estúpido: la risa tonta. En cambio, para meterse con ‑cuando con es con las instituciones, con la Iglesia, con la monarquía, con la Policía, con el poder, en fin‑ hay que tener coraje y valentía; huevos también se dice, ovarios: hay que tenerlos bien puestos.

eLTeNDeDeRo no le ve ninguna gracia a que desbancar al PP sea peor que ir causa a causa de corrupción a base de exclusivas. El plan es desgastar al PP y que su socio en el Biparty entre en el gobierno por la puerta grande. Susana Díaz, o sea. ¡Viva el PP! y ¡Vivan las cadenas! Mediaset y Atresmedia.

[1] Los términos izquierda / derecha o derecha / izquierda merecen ser discutidos y hay quien ‑como en Podemos‑ rechaza la vigencia de esa terminología. No obstante, es cómoda: acción / reacción; progresistas / conservadores; los de abajo / los de arriba presentan mayores inconvenientes y no se trata de complicarse la lengua: izquierda es “cambio o ganas de cambiar lo que hay” y derecha es “conservación o ganas de conservar lo que hay”.

¡cuidado con el pp.es!

Con fecha 1 de enero, eLTeNDeDeRo recibió el siguiente comentario firmado por atencion2@pp.es :

«Eres un imbécil que se cree más listo de lo que es .Tienes la misma catadura moral que la de Los psicópatas que bombardean Alepo .Sois pura basura criminal»

(ortografía y puntuación, la suya, pueden verlo en comentario)

Leído lo cual eLTeNDeDeRo puso un correo a atencion@pp.es y atencion1@pp.es:

En relación al comentario hecho por atencion2@pp.es en eLTeNDeDeRo con fecha 1 de enero («Eres un imbécil que se cree más listo de lo que es .Tienes la misma catadura moral que la de Los psicópatas que bombardean Alepo .Sois pura basura criminal», ortografía y puntuación, la suya), eLTeNDeDeRo

espera

su versión, no sus insultos, sobre la que ha sido una de las noticias 2016: Siria (en eLTeNDeDeRo: No llores por mí, siria mía).

Somos un medio modesto pero con amistades poderosas que gustarían saber a qué dedica el PP su departamento de atención ¿al cliente?, ¿al votante? (y con qué lenguaje).

La página pp.es, del Partido Popular, pueden verla aquí.

O sea, ustedes mismos.

eLTeNDeDeRo, 04/01/2017

PPsoe, por Rafa Iglesias.

engendro

Rajoy y Díaz, hijos de un dios menor (no hay peor sordo que el que no quiere oír) danzando en la oscuridad (de sus respectivas corruptelas). Sigoteando en el caldo primario de una nueva casta de parásitos de la democracia, alimentándose del nutritivo bienestar vampirizado a la ingenua ciudadanía que los vota, esa misma que lo hace creyendo que su elección es diferenciadora cuando ambas opciones sólo sirven al mismo fin. A igual ente. Dicotomías de la misma semilla negra. No son ni de izquierdas ni de derechas, claman en su discurso demagógico y propagandístico de mesmerismo, maquillaje y confusión. Pertenecen a otros intereses, más crípticos e indefinibles para nosotros, lerdos votantes. Y lo peor es que tienen razón. Y es que el sueño de la razón, de esa razón (la suya exclusivamente, por supuesto) produce monstruos. Acuérdate cuando tengas la opción de votarles, otra vez más.

Fotomontaje: Engendro, por Rafa Iglesias.

lingüístico golpe de estado

El primer golpe de estado en España lo ganaron los golpistas con un pronunciamiento; el segundo, con una guerra civil y, el tercero, lo van a ganar con unas palabras.

A la manera del golpe militar de Franco en 1936 se diseñaron los golpes de Chile en el 73 y de Argentina en el 76. Si hiciera falta, Missing, de Costa Gavras, es la película que ilustra la implicación de los servicios de inteligencia en este tipo de golpes. Pasado el tiempo, la inteligencia opta por campañas y presiones mediáticas capaces de crear un estado de opinión. Es lo que pasa cuando se siembra de en funciones la crónica política. La enfuncionitis se percibe como amenaza por una población que da por bueno cualquier enfunciolíto[1]. Ya tenemos a Rajoy, el hombre del 33,03, valiendo el cien por cien: 69,97 de soberanía popular que se lleva por la campaña y por la cara. Si eso no es golpe de estado, que vengan Franco, Pinochet o Videla y lo vean. No robó tanto ninguno de ellos. Y sin sangre, que es lo que tienen las nuevas tecnologías.

Entre el golpe militar en uso del 36 al 76 y el inminente golpe lingüístico está el democrático golpe de estado o golpe de estado parlamentario, estrategia de la Cía para América Latina en el siglo 21 (Honduras, 2009, Paraguay, 2012); ha triunfado en Brasil y está por ver en Venezuela. Pero el golpe a base de intoxicación lingüística es de marca española. Mañana, 23 de octubre, viaja de la prensa a la Wikipedia con vínculos a Psoe, a Fernando VII y a ¡vivan las cadenas! Tatatachín, con ustedes: ¡Mariano Rajoy el Deseado!

[1] Como se ve en el último sondeo CIS.

Absolutos y relativos en el entierro de Pedro Sánchez

Psoe

ABSOLUTOS Y RELATIVOS
¿Para cuándo el juego limpio en democracia?

  1. Se puede ser lo más de algo y ser también una brocheta de mierda, o sea, una mierda pinchá en un palo. Ese es el PP, que saca pecho como el partido más votado cuando en votos su peso exacto es de un 33,03 por ciento, Señor Rajoy.[1]
  2. El poder huye del vacío de poder. Para que no haya vacío, todos los poderes tienen muy bien previstos y calculados los mecanismos de sucesión. Tanto, que en Estados Unidos, digamos, se está en funciones antes y no después de la toma de posesión, que será el 20 de enero de 2017.[2]
  3. ¿Por qué España en funciones? Primero, porque la Constitución está mal hecha; segundo, porque si se abre la caja de las reformas constitucionales vendrían otras propuestas de cambio: ley electoral, soberanismos, etc., y hasta la cuestión monarquía o república. Pero la tercera razón la hemos descubierto ahora: desgastar al enemigo como se desgastó Pedro Sánchez, que ayer sucumbió.
  4. Pronto veremos entrar en plan Cid campeador a un raquítico adalid que no vale más de 33 maravedíes. En lengua distinguimos entre comparativos y superlativos, absolutos y relativos. Lo de Rajoy es comparativo relativo entre resultados más bajos, que él ‑con su sola presidencia‑ va a invisibilizar. Qué pena, minorías. Qué pena, España.

[1] ¿Por qué no le han anulado al PP los escaños ganados en circunscripciones corruptas? ¿Por qué no devuelve Valencia, Alicante, Castellón, Baleares? ¿Por qué no devuelve Susana Díaz escaños provinciales conseguidos fidelizando votos a base de eres y planes de formación? ¿Para cuándo, demócratas, el juego limpio en democracia?

[2] en funciones tiene que ver con el relevo, con la toma de posesión. Se está en funciones como se está en prácticas, en comisión de servicio o como se es interino, sustituto o titular.

.