código en red.

Amistad en redes no se considera si no es para seguir o recibir notificaciones.

Apúntese a Internet de las ideas, más que a las frivolidades.

Como emisor, no aburra ni se repita. Como receptor, no pierda tiempo en lo que no le interese.

Controle su ego, piense en los demás y en la saturación de la red.

En caso monográfico, ábrase una página o bloc (blog), difúndalo un tiempo y que la gente que lo desee se le sume o agregue.

En principio, háblense de usted, si no es un usted relamido y distante. No parezca Internet esa vía o calzada por donde personas muy educadas que a pie se hablan de usted, al volante, si hay conflicto, se increpan o se insultan de tú.

Evite imágenes en vertical. Quien las vaya a ver por ordenador no podrá disfrutarlas a pantalla completa; por teléfonos inteligentes, móviles o celulares, siempre podrá.

La unidad de adhesión debe ser el megusta, aunque sea un megusta a mensajes negativos, de crítica o de noticias que provocan rechazo (en ese caso, lo que nos gusta es la denuncia o la marea en contra de algo). Con iconos, no hay manera de entenderse.

No insulte. Con desconectar o borrarse de esa amistad no deseada, tiene bastante.

No publique ni dé importancia a chorradillas prefabricadas tipo “No perdamos la buena costumbre de dar los buenos días, aunque nadie responda”.

Redacte en coeducado o inclusivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s