contra la democracia

captura-de-pantalla-2016-09-26-10-42-59

CONTRA LA DEMOCRACIA

En España, años de franquismo encumbraron la democracia.

La democracia divide entre elegidos y electores [primer error]. La democracia consagra la política profesional que, en la cosa pública, premia la dedicación al bien común [2º error].[1]

Lo dijo el Mayo Francés: porque elijas tu pastor no dejas de ser un borrego. Y eso, solo en la democracia política. ¿Hablamos de la democracia social, económica y día a día, no cada cuatro años? [que no se hable: 3er error] Tanta cabeza pensante (intelectuales, escritores, artistas, profesores) ¿no cae en la cuenta de que la democracia es poder y el poder corrompe? [4º error, en realidad, el primero].

Para ver un cuadro en el museo, hay que ganar perspectiva, hay que alejarse de él. Aléjense de la democracia. Verán qué horror. No sean demócratas: en el mejor de los casos, una manera de ser ingenuos; en el peor, cómplices de una igualdad que consagra la desigualdad.

No era mejor la democracia en Grecia: paridad entre los cuatro señoritos envueltos en su sabanilla echando su aperitivo en el ágora para luego discutirlo en el banquete[2]. Para los demás: mugre, sudor y sangre.

Contra democracia política: democracia social. La cual no viene dictada por la opinión pública, siempre manipulable, sino por la verdad de la estadística que es imposible de manipular.

En Europa, siglos de Antiguo Régimen encumbraron la democracia de libertad, igualdad, y fraternidad.

¿Libres?, nos creemos; ¿fraternos?, solidarios de oenegés y de política de acogidas, etc.

¿En qué quedó la igualdad?

¿Un hombre, un voto?

¡Venga ya!

*

[1] Hemos desarrollado una mentalidad que repudia lucrarse a costa de ciertas actividades altruistas. Nos repudia o nos falta poco para que nos repudie el negocio con la salud, con la educación, con el agua potable o con el medio ambiente, ¿y no nos va a repudiar negociar con la opinión de los demás, como hace la clase política, toda la clase política, hasta la mejor?

[2] El Banquete de Platón, príncipe de la desigualdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s