crónica del otro mundo.

Si no fuese asunto serio, la disquisición entre presos políticos o políticos presos es ridícula (pa jartarse de reír) y corre perversamente a favor del estado policial y judicial, no de la democracia ni de la acción política.

¿Qué mueve a la acción política sino que unas ideas (las que concita el voto) triunfen y salgan adelante? ¿Pretende alguien que el político (hombre o mujer, del Psoe, del PP o de Unidos Podemos) defraude el mandato que recibió de su electorado? Fiscalía, partidos nacionales y Amnistía Internacional (Esteban Beltrán) sostienen que en España no hay presos políticos, es decir (dicen, dicen) personas perseguidas por sus ideas. El Juicio al Procés sería un juicio justo contra unas actuaciones, no contra unas ideas que, por supuesto, son libres dentro de un estado social y democrático y de derecho y blablablá.

La lección de ética está servida para el profesorado de filosofía (ahora que se reivindica su asignatura) y no puede ser más paradójica: ten ideas pero no quieras que tus ideas se cumplan. Genial. Será que, igual que aquel mesías cuyo reino no era de este mundo, el Procés también tendrá que hacernos creer en el otro.

/ a Las crónicas del Otro Mundo /


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s