Jorge Jiménez Barrientos, 9 poemas de amor inhumano.

No hay imágenes públicas de Jorge Jiménez Barrientos (1951‑2008). En el instituto, él era Jorge Barrientos o Jiménez Barrientos. Usaba el Jiménez como Lorca su García. Me llevaba dos años y los papeles que hoy publica El Sobre Hilado me los debió dar entre finales de 1984 y principios del 85. Para datar esos folios, la fecha la pone Fernando Zóbel (poema 9), que había muerto en junio. JJB se inició en poesía como traductor, y un par de versiones de Verlaine (Safo y La princesa Berenice, de Parallèlement y Jadis et Naguère) me las dio para el número de El fantasma de la glorieta que tuve el honor de editar en octubre de 1986. Curiosamente, fue francés la última asignatura que Jorge aprobó en su carrera. Retador y tenaz, puso tanto en licenciarse de una vez, que derivó su currículo de español a francés, especialidad que ejerció como profesor. Estábamos en 1984. El 19 de junio de aquel año y en la plaza de toros de Valverde del Camino, un martes de fin de curso, Jorge asistía con su pareja, Rafa, a la representación de Teatro La Paz. En esto, una sartén lanzada al público por necesidades de guion casi le parte a Rafa la mandíbula. El artefacto fue girando sobre su mango, rebotó en el albero, hizo el salto de la rana y fue a impactar contra la primera fila donde Jorge y Rafa se sentaban. 20 mil puntos de sutura. La anécdota creo verla en sus poemas 3 y 4, de noche en urgencias de hospital en Huelva, donde Rafa fue llevado. Los otros siete, 1 y 2 son ejercicios de estilo y 5 a 7 dan voz a las tres situaciones amorosas: el encuentro, el desencuentro y el pique o el desdén. Verlaine, Guido Reni, Zóbel: JJB planeaba una serie, mandaban los novísimos entonces. Jorge Jiménez Barrientos, carrillista histórico pasado del Pce al Psoe, murió en agosto de 2008 igual que Terenci Moix o Thomas Mitchell en Solo los ángeles tienen alas, con dos pulmones y el Ducados bien puesto. Su obra mayor la fue reuniendo JJB con Manuel José Gómez Lara sobre la copla, Rafael de León y la Semana Santa. A Jorge y a Manolo los amigué estudiando en el instituto San Isidoro el año 1969, entre el Mayo Francés y el Proceso de Burgos. Lo de estudiando es un decir. Jorge y yo, estudiar, estudiamos y preparamos juntos las oposiciones del 79, que la vieja guardia del movimiento estudiantil tuvimos que disputar tema a tema, plaza a plaza y destino a destino, con las nuevas generaciones de una universidad ya despolitizada. Jiménez Barrientos y Gómez Lara, Jorge y Manolo, se empeñaron en integrar las esencias de Sevilla en un proyecto vital (miedo me da decirlo) de izquierdas. Aquel esfuerzo fue comparable al de los ilustrados por aunar patria y progreso, pasado y futuro, sin salir afrancesados en la foto. Bajo el poderoso influjo de Umberto Eco, Apocalípticos e integrados, de la Crónica sentimental de España, de Vázquez Montalbán, y de Isidoro Moreno, con su lectura laica de la Semana Santa, Jorge y Manolo lo intentaron. Como en El muerto (1949), de Jorge Luis Borges, quizás Jorge comprende, antes de morir, que le han permitido el amor, el mando y el triunfo, porque ya lo daban por muerto. Fue mi amigo influyente cuando dos años de más nos influyen. Fui su amigo cuando un amigo puede ser un amor. Y nos distanciamos cuando me eché una novia “que no era como nosotros” y cuando empecé a matar a un gigante a cuyo funeral ni él ni Gómez Lara se dignaron asistir. Son muy altivos y muy suyos los mariquitas culturales. Visto lo que he dejado atrás ‑tanto mediocre y demócrata‑, sigo sintiendo el amoriño o la amistamor por Jorge, detrás de quien fui creciendo, yo también, sin duda, cultural y mariquita. En homenaje, JJB 9 por 1.


Gracias: Félix Morales.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s