ojo por ojo en Londres.

Tanto ‘éxito’ antiterrorista en Londres huele a represalia y hace pensar la nueva táctica anti terrorista: detener personas del entorno y familiares del yihadista y disuadir a futuros mártires suicidas. El suicidista sabe qué hacer con su propia muerte (que es el cielo del Profeta) pero no con la cárcel de sus madres o esposas (que es el infierno en Guantánamo). El método se llama [toma de] rehenes y [medidas en] represalia y fue usado por ejércitos invasores para combatir la resistencia. En acciones de sabotaje o de guerrilla contra sus tropas, el procedimiento era siempre el mismo: tantas bajas padece el ejército invasor, tantos inocentes hombres, mujeres o niños se cogen al azar entre la población civil y se les fusila allí mismo. Hitler y el nazismo, la vieja historia.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s