libros.

Víspera del 23 de abril, es hermosa la fiesta del libro y de la flor, del hidalgo caballero ‑del inglés, al fondo‑ y de San Jorge el que venció al dragón, esa princesa liberada y, ella, con eso pelos. Gozad el 23 entre los pétalos y las hojas, entre ojear y hojear (luego dirán que la hache es muda) y distinguid las voces de los ecos y el eco, de la voz de su amo. Libro es también negocio y cara dura. Libro, el de las religiones del libro, esa fábrica de fanatismos que nos llevarán por delante en un descuido mientras leíamos un libro. Constituciones, códigos penales, contabilidades y balances se ponen en libro. Gente que vemos despreciable aprendió a ser lo que son en los libros. Y nosotros, en los libros de texto. Nos examinan por libros. Pero el pequeño salvaje, el hombre bueno y no contaminado por la cultura, por la civilización, no leyó jamás un libro. Y, sobre todo, no hagáis del libro escala para sentiros superiores. 129.864.880 libros se han publicado en el mundo, según Google; 900 mil, en lo que va de año. Como veis, nada extraordinario. Yo elegí para mi amor marcar en rojo un día 23 de abril, abrir, que se parece a este. Y perdí algunas amistades literarias solo porque su libro no me gustó. Tonterías, como los libros, las precisas.

–Esta semana en eLTeNDeDeRo:

Antonio Delgado Cabeza, Carlos Edmundo de Ory y Rafa Iglesias, este último a propósito de los incidentes en la madrugada de la Semana Santa de Sevilla.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s