diálogos de cementerio.

–Y el suyo, ¿de qué murió?

–El mío, yendo a la compra
me lo mataron un lunes
la vez que puso una bomba
Eta, que no quede impune,
para eso estamos en Víctimas
presionando la política
de ni olvido ni perdón.

–Del mío, si yo supiera
la fosa donde lo echaron,
me han dicho: ¡déjalo ya!,
que es remover una guerra
que ya pasó y lo pasado
pasado, ¡descanse en paz!

(Y el uno a su ¡Arriba España!
y el otro a su no hubo nada.)


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s