matarse a los diez años.

Este domingo dos niñas de diez años se estallaron en un mercado de Nigeria dejando siete muertos (no sabemos si 5 + 2) y más de 40 heridos. La noticia abre debate sobre:

–madurez religiosa y minoría de edad

–utilización de la infancia

–contraste con campañas de ayuda y protección a la infancia, etc.

Hay que ponerse en la cabeza de estas niñas que, en edad de entrar en la categoría mujercitas, entran en la categoría mártires, convencidas a tan corta edad de que Dios existe (algo que mayores seguimos poniendo en duda), de que se llama Alá y de que Alá es grande. Y a saber el cielo que les tiene prometido. No es la primera vez que esto ocurre en Nigeria. La prensa pasa de puntillas sobre las niñas artificieras a Boko Haram, grupo yihadista que las maneja. El horror que la noticia nos produce es o debería ser igual al de niñas y niños en los bancos de alimentos, en las campañas de recogida y en los portales vivientes. Cristianes dirán: –Hombre, ¡no compare! No ni ná. Para no pelear, nadie utilice a la infancia. Infancia cero cero en nuestra vida pública.

.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s