carta a un diputado psoecialista que leía a Voltaire

Senado del revés

LA INTELIGENCIA EN FUNCIONES
–carta a un diputado psoecialista que leía a Voltaire–

Como usted sabe ‑usted, como yo, profesor en la pública‑, se está en funciones como se está en prácticas, en comisión de servicio o como se es interino, sustituto o titular. Lenguaje funcionario. Toda institución tiene previstos mecanismos para evitar menguas o vacíos de poder. En Estados Unidos la presidencia se prepara tanto que, elegida en noviembre, hasta enero tarda en tomar posesión. En el Vaticano un cónclave no se disuelve hasta la fumata blanca por el nuevo Papa. Y en Versalles en 1789 la asamblea de diputados (que habían leído a Voltaire, a Rousseau y a Montesquieu) se conjuró hasta dar a Francia una Constitución. La pregunta es ¿por qué en España el poder representativo, Congreso y Senado, no está en funciones cuando incumple su primera obligación, que es dar un Gobierno en condiciones? La respuesta es que para acabar con la enfuncionalidad (risible neologismo que aporta España a las facultades de ciencias políticas de todo el mundo) habría que haber cambiado la Constitución y, ya de paso, levantada la veda, alguien hubiera querido tocar la Ley d’Hont electoral, la ley de referéndum (por donde colar pudiera el derecho a decidir) o la forma del Estado entre monarquía o república y esta, a su vez, con o sin cargo de Jefe de Estado, ay, madre, se toca la corona don Felipe. Además se podría haber legislado contra la corrupción. Si en deporte se anula lo conseguido con juego sucio ‑desde un gol en fuera de juego hasta un Tour o una medalla olímpica‑, en política se podría anular lo ganado en escaños por un partido que finalmente diera positivo en los controles de corruptemia. Así, el PP de hoy mismo ‑no el de Aznar, como despeja Bárcenas y Gúrteles María Dolores de Cospedal‑ tendría que devolver escaños ganados en sucio por Madrid, Valencia o Baleares; y el Psoe, su cuota de poder a base de eres como planes de fidelización. Por no tocar nada de eso, no se tocó el absurdo en funciones que al presente tiene chantajeada a la opinión, a la pobre, a la sencilla gente a la que usted y yo dábamos clase. Ahora, incapacidad eterna como demócrata a quien propicie la renovación del señor Rajoy, cuyo peso en votos es de un mísero 33,03 por ciento. Incapacidad eterna para llamarse progresista, socialdemócrata o de izquierdas quien facilite la entrada en la Moncloa del adalid Rajoy en plan Cid Campeador. No es que falte presidente. Es que sobran sus señorías. No es que falte inteligencia. Es que sobra pervertida.

Vean al diputado en El Debate de la 1 (puede oírse como radio y con los cascos)

Anuncios

Un comentario en “carta a un diputado psoecialista que leía a Voltaire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s