no me hablen de patriotismo

 

no me hablen de patriotismo | rafa iglesias

rafa-iglesias-por_una_corruppcion_sostenible

Que no me hablen de patriotismo.

No tengo ya espacio para una ingenua credulidad.

Me dice Patria el chocheante rey que vino con una mano delante y otra detrás a tomar el trono que le dejó atado y bien atado un dictador genocida, golpista y sangriento.

El representante de una monarquía bananera que justifica su desvelado públicamente dinero en Suiza por ser una herencia.

El mismo argumento curiosamente, exactamente idéntico, al de un conocido político y patriota catalán, que traslada la ubicación de sus ahorrillos a otro sitio un pelín más cercano: Andorra.

¿Y esos ministros principales, con cuentas también en otros paraísos naturales y fiscales, como Panamá?

Hacienda somos todos, sí.

Pero unos, más que otros.

De los sindicatos mayoritarios y sus camaradas directivos, mejor ni hablamos.

Que dar discursitos sobre la precariedad laboral, uno con el culo pegado al sillón del puesto como si fuera vitalicio, y el otro con un Rólex de su colección en la mano mientras proclama la lucha de la clase obrera, queda fatal, oiga. Tánguese un pelín al menos.

Me dicen Patria políticos, de diestra o siniestra, mientras se refriegan toooodos, en la inmundicia y el barro de corruptelas apestosas.

En Valencia, Madrid o Andalucía.

En otros lares, también.

Pero se esconden mejor.

Que no me hablen de la nobleza y gallardía del español, cuando el machismo aquí campa a sus anchas y la violencia de género es la cotidianidad, soterrada o clamorosa, y hacen a más de uno avergonzarnos de llamarnos hombres.

Con sucesos escandalosos como los supuestamente protagonizados en Córdoba o Euskadi por esos niñatos sevillanitos, que se denominaban a sí mismos la manada, aunque quizás fuera más apropiado la piara, creo.

Afortunadamente, algunas veces al menos, a cada cerdo le llega su San Fermín.

rafa-iglesias-aqui-yace

Que no me hablen de patriotismo.

No tengo motivo alguno para sentir cercano orgullo o identidad compartida con el trozo de tierra donde casualmente me ha tocado vivir.

No me queda ya lugar para mentiras, hipocresías ni sofismas.

Ni tiempo siquiera para mandar a la mierda a quién me mencione la palabrita.

Mejor que marca España, díganle marca Espuña.

Es más coherente, creo.

El animal que simboliza a esa Patria y a sus patridiotas no es el muy noble toro, no.

El que se haya más a sus anchas, en ese entorno de guarrería, de podredumbre moral y ética, el que define mejor a esos referentes del estado anteriormente mencionados, es el cerdo.

Uno de nuestros productos nacionales.

Si no es el mejor, sin duda alguna es uno de los más numerosos y reconocidos. Fijo.TeVeo todoxlapasta

no me hablen de patriotismo | rafa iglesias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s