oxímoron

OXÍMORON o OXIMORON

Quienes se escandalizan del sueldo de una Rita Barberá dentro del Senado, aprovechen a escandalizarse del dinero que nos cuesta, como contribuyentes, la política profesional. Los griegos llamaban oxímoron a una contradicción entre términos, en este caso: los términos política (lo público) y profesional (privado: soldado profesional, madre de pago). Lo que se compra, se vende, y no es cariño verdadero. De ahí, que el pensamiento basura pida altísimos sueldos a jueces y señorías, para que no se dejen corromper o sobornar. Rita o Santa Rita, la pregunta es ¿cobra la vecina que lleva mi comunidad de vecinos?, ¿quien le toca formar en un jurado popular?, ¿en una mesa electoral? ¿Por qué no la política no retribuida, más allá de dietas o gastos de representación? El oxímoron ya está en la raíz de la palabra democracia, que incluye elegir y ser elegido, mundos contrapuestos. Si, encima, el electorado es quien paga, ya ni les cuento el grado de postración también llamado borreguismo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s