Considerando, que es gerundio, el olimpismo

Olimpiadas refugiadas.jpg

CONSIDERANDO, QUE ES GERUNDIO, EL OLIMPISMO

De todos los gerundios, el más potente es considerando. considerando (nombre masculino). Razón esencial que precede y sirve de apoyo a una sentencia, fallo, dictamen, etc., y que en documentos legales se exponen tras la palabra considerando. Ejemplos: antes de expresar un juicio, los juristas quieren leer los considerandos del fallo; periódicamente la prensa publica sentencias con considerandos parecidos. Hagamos un ejercicio de considerandos aplicados a lo que han sido los juegos olímpicos, de modo que la conclusión adopte la forma de una sentencia.

CONSIDERANDO EL OLIMPISMO
–lo público y lo privado en el deporte–

Considerando que en el deporte actual hay un circuito público de selecciones nacionales que consiste en defender los colores de un país o nación, cuya máxima representación son los campeonatos del mundo y las olimpiadas:

considerando que hay otro circuito privado de equipos o sociedades deportivas (NBA, Boca Juniors y River Plate)

y que nada hay de malo ni de raro ni de contrario al deporte o a los principios del liberalismo en que una nación pueda formar y llegar a tener, por deporte, más de un equipo o selección nacional[1];

considerando la fuga de cerebros (y cuerpos de) deportistas desde sus países pobres de origen, que han sido (y siguen siendo) colonias, hacia los países ricos, que han sido (y siguen siendo) metrópolis (Inglaterra, Francia, Italia, Bélgica, Holanda, España), con la utilización nacionalista y política de medallas, himnos y banderas;

considerando casos de corrupción de Estado como el dopaje nacional en Rusia y el caso del comité olímpico de Irlanda comprometido en la reventa ilegal de entradas;

considerando que un equipo olímpico de atletas refugiados, dependiente de Acnur (Naciones Unidas), ya ha participado en Río 2016 y persigue seguir participando en Tokio 2020,

eLTeNDeDeRo propone la modificación del circuito olímpico de tal manera que deportistas compitan bajo la bandera única y común de Naciones Unidas. Está adscripción debería hacerse tanto en deportes individuales como en equipo. Lo cual no pondría fin a todos los aspectos negativos del deporte (alienación, sexismo, clasismo, culto al cuerpo, trata de cuerpos, extremismo de la afición, dopaje, riesgo inútil, márquetin, remuneración, comercialización y negocio) pero, al menos, nos aliviaría del hartazgo mediático y de la instrumentalización de Estado y sería un paso hacia la globalización al margen de fronteras, sistemas políticos e ideologías. Una única bandera hacia una única hinchada. Más y mejor espíritu olímpico o sea.

[1] La libre asociación se dio en España con las AMPAs (Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado), cuando se reconoció por ley que un colegio o instituto podría tener más de una asociación y que la asociación a ninguna de ellas era obligatoria. La pluriasociación se da en víctimas del terrorismo y en la libertad de contratación en sectores que permiten elegir, como en la telefonía móvil, cuyos clientes forman, a su manera, una indudable sociedad de consumidores de una marca determinada.

.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s