Etiqueta: deportes

la saltante calva.

la saltante calva

Blessing Okagbare, nigeriana medallista olímpica, perdió la peluca dando un salto de longitud. La prensa comentó la curiosidad arbitral de si el registro del salto contaba hasta donde cayó la peluca o hasta donde aterrizó la deportista. Nadie dijo lo interesante del caso: ella es musulmana y su peluca, una prueba de la que montan algunas por ir tapadas sin que se note: el postizo cumple para el islam la función del velo. La cantante calva, de Ionesco, cumbre del teatro de absurdo, se estrenó, recuerda la Wiki, el 11 de mayo de 1950. Tantos años después, sigue el absurdo. O dicho en Lope de Vega:

Pobre peluca mía,
en pleno salto rota,
sin pelo, desvelada,
y entre las calvas sola.
|
*


Lo de la peluca, lo cuenta Orhan Pamuk en Nieve, novela de 2002


footing y running no son lo mismo

La palabra footing es la más utilizada por la gente que sale a correr.En realidad hacen jogging, que es correr al aire libre de una manera relajada.

Origen: El footing y el running no son lo mismo

Luchan las palabas running y footing (yooging, según quien más sabe de esto). A día de hoy en Google hacen running 76.200 personas y, footing, 78.000. Que ustedes lo hagan bien.

Considerando, que es gerundio, el olimpismo

Olimpiadas refugiadas.jpg

CONSIDERANDO, QUE ES GERUNDIO, EL OLIMPISMO

De todos los gerundios, el más potente es considerando. considerando (nombre masculino). Razón esencial que precede y sirve de apoyo a una sentencia, fallo, dictamen, etc., y que en documentos legales se exponen tras la palabra considerando. Ejemplos: antes de expresar un juicio, los juristas quieren leer los considerandos del fallo; periódicamente la prensa publica sentencias con considerandos parecidos. Hagamos un ejercicio de considerandos aplicados a lo que han sido los juegos olímpicos, de modo que la conclusión adopte la forma de una sentencia.

CONSIDERANDO EL OLIMPISMO
–lo público y lo privado en el deporte–

Considerando que en el deporte actual hay un circuito público de selecciones nacionales que consiste en defender los colores de un país o nación, cuya máxima representación son los campeonatos del mundo y las olimpiadas:

considerando que hay otro circuito privado de equipos o sociedades deportivas (NBA, Boca Juniors y River Plate)

y que nada hay de malo ni de raro ni de contrario al deporte o a los principios del liberalismo en que una nación pueda formar y llegar a tener, por deporte, más de un equipo o selección nacional[1];

considerando la fuga de cerebros (y cuerpos de) deportistas desde sus países pobres de origen, que han sido (y siguen siendo) colonias, hacia los países ricos, que han sido (y siguen siendo) metrópolis (Inglaterra, Francia, Italia, Bélgica, Holanda, España), con la utilización nacionalista y política de medallas, himnos y banderas;

considerando casos de corrupción de Estado como el dopaje nacional en Rusia y el caso del comité olímpico de Irlanda comprometido en la reventa ilegal de entradas;

considerando que un equipo olímpico de atletas refugiados, dependiente de Acnur (Naciones Unidas), ya ha participado en Río 2016 y persigue seguir participando en Tokio 2020,

eLTeNDeDeRo propone la modificación del circuito olímpico de tal manera que deportistas compitan bajo la bandera única y común de Naciones Unidas. Está adscripción debería hacerse tanto en deportes individuales como en equipo. Lo cual no pondría fin a todos los aspectos negativos del deporte (alienación, sexismo, clasismo, culto al cuerpo, trata de cuerpos, extremismo de la afición, dopaje, riesgo inútil, márquetin, remuneración, comercialización y negocio) pero, al menos, nos aliviaría del hartazgo mediático y de la instrumentalización de Estado y sería un paso hacia la globalización al margen de fronteras, sistemas políticos e ideologías. Una única bandera hacia una única hinchada. Más y mejor espíritu olímpico o sea.

[1] La libre asociación se dio en España con las AMPAs (Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado), cuando se reconoció por ley que un colegio o instituto podría tener más de una asociación y que la asociación a ninguna de ellas era obligatoria. La pluriasociación se da en víctimas del terrorismo y en la libertad de contratación en sectores que permiten elegir, como en la telefonía móvil, cuyos clientes forman, a su manera, una indudable sociedad de consumidores de una marca determinada.

.


deportistas

deportesa.jpg

DEPORTISTAS

Se fabrican por tallas y al peso en masculino, femenino y paraolímpico. Solo piensan en la victoria aunque, si les preguntan, lo importante es participar. Rinden culto al cuerpo aunque lo primero sea la persona. No han bajado a la mina. No han subido al andamio. Tienen una extraña relación con las drogas. No son el homo fáber que hace cosas con sus manos. No son el homo sapiens que ha mejorado a unos pocos. Son y no son de los pocos. Los de arriba los quieren como César a Espartaco. Los de abajo los adoran hasta saber de su estado más que de su propia pareja y al milímetro conocen cada fibra del bíceps o el lento avance del tatuaje por la piel de su ídolo. Los altos van a hacer canastas. Los chicos, a meter goles. Los primogénitos, al golf o al tenis. Algunos suman la mens al córpore. Los estudios les servirán cuando tengan que dedicarse a otra cosa. Pronto envejecen. Ganen o pierdan en sus declaraciones no dirán más que bueno, sí, bueno y pero bueno.


Lección de la Eurocopa

eurocopa 2016

LECCIÓN DE LA EUROCOPA

Tomando País de Gales, Reino Unido, por Cataluña; España (eliminada), por Inglaterra (eliminada también); y Bélgica, por Europa,

la victoria de Gales sobre Bélgica viene a ser la victoria de Cataluña sobre la Unión Europea.

Lo cual se dice no por amor a nacionalismo ni a soberanismo alguno, sino por incordiar a los obtusos.


 

GUÍA LINGÜÍSTICA PARA ENTENDER EL TELEDIARIO

Ortografía magestad con g
LES PASA POR PELOTAS QUE ENTRAN EN TRATAMIENTOS Y EN MAJESTADES. CON DECIR REY SERÍA SUFICIENTE.

GUÍA LINGÜÍSTICA PARA ENTENDER EL TELEDIARIO
–noticias 15 de marzo–


UNO.
El Gobierno en funciones se niega a comparecer ante el Parlamento.


DOS.
Pablo Iglesias cesa al secretario de organización de Podemos, Sergio Pascual. [eldiario.es]


TRES.
En Madrid, hinchas de un equipo holandés de fútbol humillan a mendigas arrojándoles monedas al suelo, para que las recojan. [Público.es]


CUATRO.
Magestad con g y faltas de ortografía en la pancarta de los protaurinos.


Ortografía manifestación pro toros
MAYÚSCULAS APARTE, RAÍCES ORTOGRÁFICAS NO TIENEN ESTOS MUCHACHOS.

UNO sirve para reflexionar sobre los adjetivos o calificativos de discurso. En funciones es un tecnicismo casi casi innecesario pues todos saben, hasta el más tonto, que un cargo en funciones tiene ante la ciudadanía los mismos poderes que cuando no está funciones. ¿O es que está en funciones Hacienda o la policía? Y ningún Gobierno en funciones puede negarse a comparecer ante un Parlamento más en sus funciones todavía. El remoquete en funciones forma parte de un libro de estilo, el mismo que manda poner presunto delante del nombre del sospechoso no condenado en firme. Curioso, que siendo la reina de España reina consorte nunca se dice de ella que sea consorte.

DOS nos recuerda a dónde llega un movimiento social interesante cuando se hace calco de los partidos habituales y cae en idénticas prácticas que aquellas que, se supone, debía contradecir.

TRES nos lleva a reflexionar sobre las tres culturas: la nórdica, la española y la rumana; una arrogante, otra mediocre y la tercera con notas del sur más pobre y perjudicado. Sirve para cuestionar el modelo escandinavo, tan propagado por socialdemócratas españoles y bienestaristas.

Hinchas fachas (estrella digital)
VOMITIVA IMAGEN DE LOS RIQUITOS TIRANDO MONEDAS A LOS POBRES. NO FUERON DETENIDOS Y LA GENTE VEÍA Y VEÍA.

CUATRO nos hace reír o llorar. Puerto Rico, parte de Estados Unidos, nos da risa o pena. La ortografía es la trampa de los cultos para sentirse por encima de los incultos, pero el tiro les puede salir por la culata. Y el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, DRAE, hace tiempo que está pidiendo a gritos ser llamado DILE, Diccionario de la Lengua Española. Pues eso, que a ver cuándo. Y a ver cuándo su magestad el rey de España por lo menos se paga de su bolsillo los viajecitos que se permite a costa de un país en vías de empobrecimiento y, por demás, envilecido.


Las penas, con música son menos. Escuche la lista de pavanas de eLTeNDeDeRo en Spotify.


Balón de oro

Balón de oro

LOS GALÁCTICOS Y SU PODER SOBRENATURAL
por Ángel Monge Pérez


“Messi, Ronaldo, Neymar y tantos otros cobran, cada uno, más en un año que todo lo que cobraron nuestros ascendientes durante 22 generaciones”


Los ingresos de los Messi, los Ronaldo, los Neymar, que no llegan a los 30 años de edad y que se dedican al deporte profesional, superan o se acercan cada uno a los 30 millones de euros al año, lo que equivale a cinco mil millones de pesetas. Y esos ingresos los obtienen en uno de los países de mayor paro de Europa y de los de mayor desempleo juvenil del mundo. Para tomar conciencia de lo que significan esas cantidades, tendríamos que sumar lo que vamos a ganar cualquiera de nosotros a lo largo de toda nuestra vida laboral, sumarle lo que ganaron nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros bisabuelos, nuestros tatarabuelos y sumarle también lo que ganaron en toda su vida los ascendientes de nuestros tatarabuelos, hasta llegar al año 1500, considerando, además, que nuestros ascendientes tenían una buena profesión y su salario actualizado al día de hoy era de unos 40.000 euros / año o de 6,5 millones de pesetas al año. Si multiplicamos la cantidad referida por 35 años de vida laboral, sin periodo de desempleo alguno, nos encontramos que Messi, Ronaldo, Neymar y tantos otros cobran, cada uno, más en un año que todo lo que cobraron nuestros ascendientes durante 22 generaciones, lo que nos sitúa quinientos cincuenta años atrás, es decir, nos conduce al siglo XVI. Si lo extrapolamos y, en vez de un año de los ingresos de cada uno, calculamos sus ingresos de cinco años, nos vamos a 110 generaciones de antepasados nuestros y, a un promedio de 25 años por generación, nos situamos a 2.750 años para atrás, es decir al año 750 antes de Cristo. Si en vez de hacer el cómputo hacia atrás, lo hacemos hacia delante, y considerando que nuestros descendientes van a ser unos buenos profesionales y que no van a tener periodos de paro laboral, nos situamos en el año 4766. Cuando llegue el año referido, si es que el planeta Tierra existe entonces, nuestros descendientes habrán cobrado entre todos ellos lo que cobró, Messi o Ronaldo o Neymar y tantos otros en cinco años.

Lo más sofisticado de todo ello es el tremendo reconocimiento social que obtienen, apodándoseles incluso con el nombre de estrellas, galácticos y otros epítetos, considerando, por muchos medios de comunicación, su actividad profesional como el mayor espectáculo del mundo. Ni siquiera a las estrellas cuando caen del firmamento se les aplaude con tanto fervor y con tanta admiración. Su capacidad de seducción es tan grande que incluso hasta los recién estrenados en la política pública como Ada Colau acuden al Camp Nou a aplaudir su presencia en el césped. No ha habido Presidente de Comunidad Autónoma, Alcalde de cualquier signo político que no haya suspirado por una entrada en el palco para asistir a una final, bien sea en el país o en cualquier otro lugar del mundo. Sin embargo, a ninguno de ellos, salvo en los tiempos de campañas electorales, se les ocurre visitar a nuestros jóvenes menores de treinta años que recorren los diferentes firmamentos del planeta trabajando o buscando trabajo porque en su país no lo hay.

¿Somos conscientes los ciudadanos que el precio económico y ético que pagamos entre todos por los espectáculos que estas sociedades crean y alimentan son de una mayor crueldad, si cabe, que aquellos que hablan los textos de la Roma Antigua para el divertimento de los poderosos y del pueblo que los mantenía? Debemos preguntarnos si se puede mantener en una sociedad que se llama evolucionada hechos de esa naturaleza. ¿No estaremos viviendo en una sociedad podrida que no es capaz de oler ya la putrefacción que provocan las reverencias a los nuevos amos del mundo y a todo aquello que se mueve a su alrededor? ¿Llegará el momento en el que tengamos la suficiente madurez como para saber medir lo que debe ser aceptable para satisfacer el ego de la diversión o tendremos que esperar al año 4766 para tomar conciencia de nuestra aberración?

Ángel Monge Pérez. 11 de Enero 2016. Angelmongeperez@hotmail.com.


Correspondencias con artículos de eLTeNDeDeRo:

Un ensayo sobre la cultura

Cómo será la revolución