guía para ver la Semana Santa de Sevilla (SSS)

Semana Santa

GÚIA PARA VER LA SEMANA SANTA DE SEVILLA (SSS)

Algunos consejos. 1) No se crea lo del arte. El noventa por cien de lo que sacan las cofradías a la calle es obra del siglo 20, no arte, artesanía imitativa. 2) No se sienta obligado al recogimiento al paso de los pasos, no se santigüe porque otros se santigüen. Son las procesiones las que invaden la calle, no usted quien invade sus iglesias. 3) No pregunte por qué no llevan los pasos con ruedas. 4) No pierda el tiempo haciendo fotos si no es a personas que usted quiera fotografiar. SSS en fotos: 365 mil en Google. La foto que usted iba a hacer ya está y solo tiene que bajársela de internet. 5) Disfrute y tome nota viendo lo que ve.


El mapa del esfuerzo para sacar los pasos a la calle en Andalucía se divide en dos, entre costaleros y cargadores, y estos, a su vez, bajo faldones o al aire libre, como en Málaga. En Sevilla, la estética de hermandades nobles y aristocráticas se encaprichó de invisibles costaleros, que fueran cargando sobre el cuello, en vez de cargadores sobre el hombro, que aliviarían la carga entre el izquierdo y el derecho; trabajaderas horizontales, en lugar de andas verticales. En los actuales pasos, las andas sobreviven como fósiles en las maniguetas de las esquinas, ya sin función de carga. Al costalero, cargador del puerto, le quedaban unas heridas (tomates) y unas lesiones cervicales de las que las hermandades no querían ni oír hablar. Con ayuda de los faldones, se tapaba a la gente de abajo y, con incienso y flores, ya no olía a sudor. El resultado, jodido abajo y milagroso arriba, es que las imágenes ¡andan solas! Esa estética de la invisibilidad del esfuerzo y del sudor, esa negación del trabajo ajeno, se ha vuelto ostentación desde que los señoritos asumieron mal que bien el trabajo costalero.

El martes santo 17 de abril de 1973 treinta y seis universitarios de la hermandad de los Estudiantes sacaron el paso del Cristo de la Buena Muerte. Empezó entonces el orgullo costalero, que lo primero que cambió fue el uniforme, el costalero look. Medallas, camisetas, costales y zapatillas pasan a ser el equipo de un grupo de élite dentro de la hermandad. Posan como una selección para hacerse fotos y carteles, el capataz como si fuera su entrenador. Ahora a sus hijos los visten las madres, más que de nazarenitos, de bebés costaleros, disfrazados los llevan de faja y costal, como quien apunta al hijo al Betis o al Sevilla, donde la antigüedad es un grado.

La ostentación costalera no está reñida, sino al contrario, con la trivialización del esfuerzo: el paso pesa pero no mucho, sudar, se suda lo justo y es compatible la carga con fumar, con beber, con demostrar en fin que los obreros costaleros lo que no querían era trabajar, categorización que se traslada al mundo laboral y político. Este costalero no es el de Almonte.

Cada año resulta más difícil ver procesiones sin hacerle el juego al integrismo católico y, en la Feria y en el Rocío, nos cuesta abstraer la bella estampa de los caballos, del pijerío, del señoritismo y del sexismo ebrio que cabalgan encima. Sevilla, sin sevillanos, ¡oh maravilla!, lo dijo Antonio Machado, y pudo haber añadido: y los enganches y los caballos, sin caballistas. Qué verdad es que quien se fue de Sevilla ‑y no a Sevilla‑ perdió su silla.


Dicho lo cual, la SSS gana con ventaja a cualquier otra que se ponga por delante. No es penitencial como la de los picaos de la Sonsierra. No es severa como la semana castellana. No es legionaria como la de Málaga. No es evangélica como los misterios autos teatrales de la Pasión. Es apta para creyentes y no creyentes porque es totalmente profana. A paganismo, solo la aventaja el San Genarín de León, con menos cristos y más orujo, imposible.

Algunos consejos. 1) No se crea lo del arte. El noventa por cien de lo que sacan las cofradías a la calle es obra del siglo 20, no arte, artesanía imitativa. 2) No se sienta obligado al recogimiento al paso de los pasos, no se santigüe porque otros se santigüen. Son las procesiones las que invaden la calle, no usted quien invade sus iglesias. 3) No pregunte por qué no llevan los pasos con ruedas. 4) No pierda el tiempo haciendo fotos si no es a personas que usted quiera fotografiar. SSS en fotos: 365 mil en Google. La foto que usted iba a hacer ya está y solo tiene que bajársela de internet. 5) Disfrute y tome nota viendo lo que ve.

Extracto de La fiesta según Sevilla (2011).

Vea también Verdades y mentiras de la SSS (2015)

Para hablar con propiedad:

Léxico de la SSS

Léxico de capataces y costaleros


 

Anuncios

Un comentario en “guía para ver la Semana Santa de Sevilla (SSS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s