Ropa nueva y castellano antiguo

daniel-lebrato-pop-50

ROPA NUEVA Y CASTELLANO ANTIGUO

El fin de semana viene cargado de suplementos culturales. El diario El Mundo saca el suyo los viernes y ABC y El País, los sábados. Yo he llegado a un apaño con mi quiosco y, por el precio de uno, El País, que trae Babelia, me llevo también el ABC Cultural, a cambio del suplemento S Moda, que dejo para quien le sirva. Leer dos culturales a la semana parece que me hace muy culto, pero es al revés. Los suplementos me sirven para librarme de la cultura, para saber cuáles son las novedades que no voy a leer. Es el caso del Quijote que ha puesto en castellano actual Andrés Trapiello. Que Trapiello traduzca no ha mucho por no hace mucho me parece normal pero que por lanza en astillero proponga lanza ya olvidada me hizo entender que tampoco el libro de Trapiello me interesaría. Alberto Manguel considera las versiones actualizadas de los clásicos un síntoma de pereza intelectual. Cada libro nos enseña a leerlo, apunta, y simplificar un texto es suponer que el estilo, el vocabulario, el tono, lo que nosotros desde nuestro siglo hallamos oscuro o confuso, no es parte esencial de la obra sino una suerte de decoración superflua, y que solo la anécdota vale. Vayan a Spoiler (un ensayo sobre la lectura) y verán cómo la reducción del texto a su argumento ha acabado en esa moda juvenil de destriparse un colega a otro el argumento o la intriga de lo que andan leyendo. En cuanto al Quijote, como cualquier clásico, quién dirá, Alberto Manguel, que no se pueda modernizar. La cuestión es cuánto tardará en pasarse el castellano actual de Andrés Trapiello. Se admite cambiar los duelos y quebrantos de Cervantes por huevos con torreznos, pero salpicón las más noches por ropa vieja casi todas las noches es como hablar del pijama o ropa de dormir que se ponía el hidalgo. Y eso suponiendo que hidalgo no sea otra palabra que se ha pasado de moda. Dicho lo cual, lo que hace mentalmente el lector del Quijote es modernizar la novela en el sentido narratológico de la palabra, saltarse o leer en segundo plano todo lo que Cervantes le metió de relleno.

Pinza de eLTeNDeDeRo, domingo 28/06/15

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s