Etiqueta: Reino Unido

hora de la democracia.

electores y elegidos | cándidos y candidatos. Según Público.es, el 62 por ciento de las mujeres en Austria ha votado izquierda y el 38, derecha. Entre los hombres, ha sido al revés, 56 a 44. Visto lo cual, un análisis feminista ha llegado a ver en las mujeres austriacas una vacuna contra el fascismo. La cuestión es: conceptos como izquierda, derecha, feminismo o fascismo son conceptos para creyentes. El feminismo crítico murió el día que abrazó la alianza de civilizaciones, con el tapado islámico que trajo consigo, lo que vino muy bien al cristianismo oficial que ostenta crucifijos, Inmaculadas y belenes vivientes. En Europa la gente no vota opciones políticas (en el sentido civil que tuvo el voto en los siglos 19 y 20) sino opciones laborales. Y ahí, amigas mías, tanto monta el NO a la inmigración que sostiene la derecha (a la que llamaremos fascismo, xenofobia o eurofobia) como el SÍ a la inmigración que sostiene la izquierda (a la que llamaremos solidaridad con los refugiados). Abandonada la vieja lucha de clases, y sin que nada ni nadie cuestione con rigor capital y trabajo, la política queda en un asunto doméstico más o menos como sigue: voto por repartir lo que hay entre los que somos o voto por que la inmigración nos deje los mejores trabajos y mejor retribuidos. Economías como Inglaterra y Alemania necesitan mano de obra inmigrada (el Brexit prueba que el factor Unión Europea no es determinante) y países como España, con su alto índice de paro, mejor harían con dar trabajo a su propia población. Alemania juega con fuego (el Islam es jodido y nunca se integra), Inglaterra juega con el mismo fuego aunque poniendo reválidas y aquí en España, desde el PP a Podemos, ningún partido tiene la valentía de reconocer que inmigración y acogida vienen en muy mal momento mientras ‑a nivel personal‑ quienes dan la tabarra con que hay que acoger y acoger no acogen en su casa a nadie: un sirio, un marroquí, un subsahariano. Háganse caso, señoras y señores y señorías: aprovechen que viene la Navidad y sienten un inmigrante a su mesa y acojan a su cargo y bajo su techo una de esas criaturitas que nos refriegan en sus telediarios solidarios. Y a la verdad (con su mala conciencia) déjenla en paz: Occidente no tiene solución.

.


la voz de su amo.

la-voz-de-su-amo-pintura-de-francis-barraud-el-perro-nipper-escuchando-el-gramofono
Nigger the dog, óleo de Francis Barraud (ya en 1909)

His master’s voice, La voz de su amo, es una discográfica inglesa desde 1899. En su logo un perro escucha atentamente un gramófono. Algunos tenemos la suerte de no depender demasiado del dictado del amo y de no padecer más presiones de empresa que las precisas. eLTeNDeDeRo no puede criticar a hombres y mujeres que tienen que ganarse la vida en medio de las altas presiones, pero sí podemos criticar el infame periodismo generalista y de papel que se hace en España[1], prensa canallesca donde las haya y donde lo más progresista es El País, ese manifiesto de la peor derecha: la que se disfraza de izquierda. Vean hoy en los kioscos las fotos del encuentro Bush Trump: en ninguna los personajes se miran o se sonríen o se muestran cordiales. Si ven, en cambio, el vídeo se dan cuenta de que el tono fue diplomático y dentro del protocolo. O sea que han buscado la instantánea canalla. No cabe duda de que los jefes de sección han puesto todo su empeño al servicio de algo. También los telediarios abren en portada con las 25 manifestaciones anti Trump que se han sucedido en los Estados Unidos. Estamos hablando de un bloque política‑prensa que juzga por la masa y dictamina qué es democracia y qué no. Estamos hablando del bloque mediático que creyó que el Brexit iba en broma y al día siguiente siguió dándole cancha a la permanencia, casi hasta hacernos creer que el Brexit había sido ilegal o traería repercusiones catastróficas, sin duda porque aquí en España el derecho a decidir podía aplicarse a Cataluña. Estamos hablando de periodistas que a Venezuela llaman dictadura y dictador al presidente Nicolás Maduro y al pueblo que lo apoya chavistas (como si dijeran terroristas o miembros de una banda), cuando Maduro gobierna con más apoyo en las urnas que aquí Mariano Rajoy. Y estamos hablando de reportes sobre Siria que parecen dictados por la agencia del Pentágono. Periodistas: no le llamen libertad de prensa; digan la voz de su amo.

[1] La prensa digital respira otra independencia. Leer periódicos de papel es un país de viejos, como El País o La Razón, que leen personas mayores.

referéndums

sevilla-referendo

REFERÉNDUMS

El Ayuntamiento de Sevilla (Psoe) está en proceso de participación para decidir las fechas de la Feria de Abril (Decide Sevilla). Afín al PP, el diario ABC ha dado, cancha, entre otros a Alberto García Reyes, quien sostiene que ‑antes que por la Feria‑ habría que preguntar (1º) por completar el metro; (2º) por el monopolio de taxistas y navajeros[1] en el aeropuerto (?); (3º) por el uso de las antiguas fábricas de Tabacos, de Artillería y Atarazanas o (4º) por las obras de la Se-40, porque Sevilla está cansada del sambenito de la ociosidad cuando trabajamos como animales y tenemos a algunos de los mejores del arte, del emprendimiento, de la ciencia o del deporte, que demuestran la fortaleza histórica de nuestra economía y una gran masa crítica que, a pesar de la indolencia intrínseca de la ciudad, se deja el alma por una Sevilla moderna.

Leído lo cual, presumir de lo que trabaja uno es propio de pringaos, pelotas del jefe o escaqueados de los de dime de qué presumes etcétera. El primer regalo que se da a sí mismo quien puede dárselo es no trabajar y por eso preferimos los viernes al lunes, los puentes a los fines de semana, las vacaciones a las fiestas, y prejubilarnos antes que jubilarnos, nos ha jodido.

En cuanto a referendos, vamos a las recientes consultas en Grecia o en Reino Unido; uno, que preguntó lo que no se pregunta (¿quiere usted ajustes y recortes?) y, otro, un brexit que escondía mucho de brentry, según arrepentidos al día siguiente. Inglaterra y Grecia han jugando con la regla de oro del refrendo[2]: que se convoca para ganarlo o, si se pierde, que no haga caer del poder a quien lo convoca. De este género es el refrendo que dará paz a Colombia, refrendo del que ya podría aprender la mentalidad de la política española siempre lamiéndole las heridas a Víctimas. ¿Tendrán muertes detrás las FARC[3]? Otros son los refrendos convocados por voluntad popular. El refrendo en Cataluña sería de ese tipo, no porque Artur Mas, Carles Puigdemont o la Generalitat no sean poder, sino por estar por debajo del poder central del Estado español. Como es iniciativa popular el refrendo revocatorio con que la derecha en Venezuela quiere echar al presidente Maduro[4]. Quienes desde la democrática España critican la dictadura venezolana, ya quisieran que la Constitución Española contemplara el revocatorio. Al principio de la crisis (2007) un revocatorio hubiera echado al presidente Zapatero y no hubiera habido recortes. Por no hablar de Rajoy. Ninguno de los dos sacó nunca el 50 por ciento de votos. Un refrendo a cara o cruz lo hubieran perdido como perdió en Grecia el plan de ajustes[5].

El refrendo de Sevilla es amable, no va contra nada (no va a dividir a la población), y es creíble: lo que salga se podrá cumplir. En una España que ha decidido vivir del turismo y de las fiestas es tontería mezclar si somos más cigarras que hormigas. Quien tiene una fiesta tiene un tesoro, y ahí están las chorradas que se inventan pueblos y ciudades por marcar fiestas de tradición patrimonio inmaterial y de interés turístico nacional e internacional. Críticas, la Feria de Sevilla tiene muchas[6]. Pero esta vez, PP y ABC, ¿a ustedes, qué más les da? Quien algo se juega entre lunes o sábado de pescaíto es quien depende de un calendario laboral, quienes vienen de fuera y quienes hacen la Feria trabajando como animales: obras y servicios que generan más del 3% del Pib de Sevilla capital. ¿Qué pecho saca Sevilla esta vez, señor Alberto G.R.? ¿Sacamos la fortaleza histórica de nuestra economía o nuestra indolencia intrínseca? Pregúnteles a señoritos y altos casetatenientes, que esos sí que se pasan todos los días del año tocándose el pib y tocándonos las pivotas.

[1] Las cursivas son de eLTeNDeDeRo.

[2] Entre referéndum y referendos o referenda, preferible referendo, referendos o, mejor aún, refrendo y refrendos.

[3] 5,7 millones de víctimas de desplazamiento forzado, 220 mil muertos, más de 25 mil desaparecidos y casi 30 mil secuestros. Al lado de esas cifras, las de ETA son pudorosas; también comparadas con el IRA en Irlanda. No se trata de ver quién mató más. Se trata de mirar. Colombia palante, España patrás.

[4] El revocatorio prospera si: un 20% de electores lo solicita (mediante recogida de firmas) y más del 25 participa; que el Sí gane al No y alcance en total un número de votos superior al obtenido en su día por el cargo elegido y sometido a revocatorio.

[5] Que la Troika dejara sin efecto el refrendo en Grecia no modifica lo que Grecia votó el 5 de julio de 2015.

[6] La fiesta según Sevilla.


La verdad del Caso Kelly

Trío de irak

 

CASO KELLY. CRONOLOGÍA. DAVID CRISTOPHER KELLY (1944‑2003)
–Crónica de una guerra inventada–

empieza:16/09/2002

acaba:

17/07/2003

 

LA GUERRA DE IRAK, VISTA DESDE INGLATERRA, REINO UNIDO
–Guerra de Irak: 20 de marzo de 2003 / 1 de mayo de 2003
–Mentiras previas: 16 de septiembre 2002 / 20 de marzo 2003
–Escándalo posterior, “Caso Kelly”: 29 de mayo 2003 / 17 de julio 2003
El caso Kelly duró todo el curso escolar 2002‑2003 y fue una obra en 3 actos:
–En el primer trimestre se preparó al país para la guerra (planteamiento)
–En el segundo trimestre fue la guerra (nudo)
–Y en el tercer trimestre saltó el escándalo: no había motivo para la guerra (desenlace)

15 marzo 2003, Islas Azores. El Trío [de las Azores] Bush, Blair, Aznar, da un ultimato a Sadam Husein para el desarme de armas químicas que tenían a UK a 45 minutos de tiro. Eso decían basándose en un informe que será conocido como el Informe Kelly.
16 septiembre 2002
lunes
La oficina de prensa de Tony Blair hace público el Informe que preocupará a la población
5 noviembre 2002
martes
Kelly, virtualmente arrepentido, habla con Susan Watts, de la BBC, quien no le hace caso
20 de marzo 2003
jueves
Comienza la Guerra de Irak o Segunda Guerra del Golfo
1 de mayo 2003
jueves
Termina la guerra. Bush se fotografía haciendo la uve de la victoria
22 de mayo 2003
jueves
Kelly habla con Andrew Gilligan, de la BBC
29 de mayo 2003
jueves
Gilligan destapa el caso en su programa Today (BBC‑4), sin citar a Kelly
8 de julio 2003
martes
El Gobierno acusa de la filtración a algún alto funcionario, sin citar nombre
9 de julio 2003
miércoles
El Gobierno presiona a la BBC. Al final del día sale el nombre de Kelly
10 de julio 2003
jueves
Times publica el nombre de Kelly
15 de julio 2003
martes
Kelly ante el comité de Exteriores del Parlamento niega ser él la fuente de la BBC
17 de julio 2003
jueves
Kelly se suicida en los alrededores de su casa en el campo

relato breve Caso Kelly


 

Caso Kelly

(Newscom TagID: wennphotos096665)
David Christopher Kelly (1944-2003)

CASO KELLY

|

DISCURSO CONTRA LAS ARMAS

 

El mismo día que se hace noticia de algo que viene de lejos y es sabido por todos ‑que policías blancos armados matan a negros indefensos y que la Guerra de Irak contra Sadam Husein fue una farsa inventada‑, hay que pensar que, aunque alguna vez veamos algún soldadito o soldadita ayudando a apagar un incendio, salvando náufragos o rescatando vidas y aunque los Airbus Military, que dan trabajo a los nuestros, los nuestros digan que son de transporte, no de guerra, y las guerras no guerras, sino misiones de paz, toma ya, y diga lo que diga el profesorado en sus clases, donde se desgañitan por explicar las causas de las guerras, de todas las guerras, las mundiales, las civiles, las antiguas y las modernas, desde la de Sumer hace cuatro mil años entre Lagash y Umma, hasta la Guerra de Siria de ahora mismo, hay que pensar que la primera, primerísima, causa de las guerras son las armas y, antes que las armas, quienes las fabrican, quienes las transportan hasta ponerlas en manos de ejércitos que por fuerza hemos de llamar, si no asesinos, homicidas, puesto que contra el hombre se usan y al hombre matan, algo, por cierto, de lo que no podemos culpar exclusivamente a generales, reyes, emperadores, presidentes o primeros ministros sino también a la tropa que como borregos obedecen órdenes que sacrifican hombres, mujeres y niños, ahora que está de moda entre el primer mundo preocuparse hondamente por la infancia, tropa que tampoco es la primera culpable, ya que el soldado matando cobra y cobrando vive si no alcanza otro oficio, siendo peor la catadura moral de quienes asisten al desfile, aplauden y luego se van a su casa a ver la guerra por la tele, culpa de naciones, países o culturas que consienten que haya armas, que haya ejércitos y, encima dan su voto y eligen políticos que admiten, contemplan, presiden y mandan ejércitos, algo que es de recordar a muchachos y muchachas de buen corazón que por buscarse la vida harán que otros la pierdan y hay que acordarse de objetores, pacifistas o, cuando menos, arrepentidos de haber sido cómplices del montaje que tienen abominables dirigentes como Obama, que infecta de marines todo cuanto toca, arrepentidos como David Christopher Kelly (1944‑2003), experto en armas que fue el primero en denunciar la patraña de Irak y lo pagó con su vida, lo cual es una forma, esta del arrepentimiento, semejante a aquella de Longinos al pie de la Cruz, donde por algo aparece arrodillado y contrito como en el paso de la Sagrada Lanzada, lo cual se dice porque lo hemos visto y, en el caso de Kelly, escrito y publicado como una más de las vidas fastidiadas que salpican Tinta de calamar, donde se ve a Kelly como la primera víctima del bajón patriótico y emocional que supuso para el Reino Unido reconocer que el Gobierno laborista de Tony Blair (en España, el de José María Aznar) mintió como bellaco y se inventó las pruebas que le salieron de los misiles con tal de usar lo que los ejércitos usan para matar, matar y matar, patraña que Kelly, que fue malo de la historia, tuvo la decencia de destapar y la entereza de quitarse de en medio, tal como se contó en su día en Tinta de calamar (2014).

enlace al breve Caso Kelly


LOS CREYENTES NUNCA HAN SIDO

 

Metro de Londres

LOS CREYENTES NUNCA HAN SIDO

Tú no eres musulmán, hermano, le dijo el musulmán bueno al musulmán malo. No ni ná, como se dice en mi pueblo. Todas las religiones se desdoblan y, por supuesto, todas son buenas. Cuando les interesa, su reino no es de este mundo, o estuvo en el paraíso o estará en la gloria, pero sus iglesias bien que están en este mundo. En todos los conflictos desde la Segunda Guerra Mundial para acá, en todas las guerras, ha habido tres componentes conocidos: poder, raza y religión. El poder, la raza y la religión, con fondo de sionismo, estuvieron en la creación de Israel y siguen en la interminable Palestina. El poder, la raza y la religión, con fondo anti soviético, estuvieron en la Guerra de los Balcanes. El poder, la raza y la religión, con fondo de petróleo, estuvieron en Irak, en las Guerras del Golfo y están en Siria; mañana, ya veremos. Y en nuestros telediarios, la sección fija: París, Túnez, Egipto, Níger, Nigeria, Chad, Camerún. Desde San Bernardino, en California, hasta el metro de Londres y hasta Yemen, donde volaron por los aires al mismísimo gobernador de Adén. Poder, raza y religión protagonizan las noticias del horror y, ahora, póngase usted a ver si vota a Pablo Iglesias o a Albert Rivera o cómo quedó su equipo en la Liga ayer domingo. Tú no eres musulmán. Antes fueron buenos los católicos y los protestantes, a quienes Europa perdonó desde la Guerra de los Cien Años a la de los Seis Días. Al lado de eso, que es historia, que tú, el creyente de 2015, seas mejor o peor persona, que te salves o no o que tu dios te acoja cuando te hayas muerto, a quién, más que a ti, le importa. Vive la fe que quieras pero no pretendas convencernos de que lo que pasa en el mundo es por falta de religión. ¿Cuál?, ¿la tuya, la suya o la de ellos? Y en caso de ser la tuya, que será lo más probable, ¿en qué fase de tu religión? ¿En la del Cristo que anduvo en la mar, en el que nació en Belén, en el que expulsó a los mercaderes del templo, el que emprendió cruzadas contra el turco, el que cristianizó a los indios, el de la teología de la liberación, en papas intelectuales como Benedicto 16 o en accesibles como Jorge Mario Bergoglio? Poder, raza y religión. ¿La raza?, después de Obama, un presidente negro, se está en ello. ¿El poder?, mientras no cambie el sistema económico, seguirá ahí. Se comerán Cuba, ayer mordieron Venezuela y con los ultranacionalistas franceses conquistarán París. Y a ustedes, los católicos cultos, educados, razonables, occidentales, ¿tanto les cuesta guardarse sus crucifijos para que, a cambio, se guarden sus velos y sus turbantes, sus bombas y sus fusiles? Si el del cuchillo en el metro de Londres no es musulmán, que vengan los musulmanes y lo recojan. Si la religión musulmana no es mala, que vengan las otras religiones y la recojan. Es su responsabilidad. Todas las religiones están unidas por Dios como Mas y Rajoy por el mismo nacionalismo y como Sevilla y Betis por el mismo fútbol. Quien no juega el juego del poder, quien no entra en cuestiones de raza ni de religión, es superior a sus contrarios. Solo por eso, y por seguir mandando nuestros Erasmus a estudiar a Londres, merece tomarse en serio la erradicación de las religiones de nuestra vida pública. Háganse caso, recen en privado.

Los creyentes, o7 12 2015


Yemen

LO PÚBLICO, LO PRIVADO Y EL JEFE INFILTRADO

El Mundo

LO PÚBLICO, LO PRIVADO Y EL JEFE INFILTRADO

Este país lleva muy mal la separación entre lo público y lo privado, que son al final tres esferas que la gente confunde y que la moral no distingue: el Estado, la empresa y la persona. La confusión no es exclusiva. Solo pensar que la nación más poderosa de la Tierra tiene por lema In God we trust, en Dios confiamos, da escalofrío a la mentalidad civil y laica; como que en el escudo de la casa real inglesa, que ejerce la Jefatura del Estado, figure el lema Dieu et mon droit, Dios y mis pelotas, desde que lo adoptara Enrique V en el siglo 15; Dios y mis ovarios, dirá su majestad la reina. Para ser un buen estadounidense usted tiene que creer en Dios y que confiar en él y, en Reino Unido, que creer en la reina y en que lo de la reina es suyo por derecho divino. Viene esto a cuento porque el Servicio Andaluz de Salud ha abierto expediente a 253 médicos e impuesto sanciones de hasta dos meses de separación del puesto por una falta grave por ejercer en la privada sin haber solicitado autorización para ello y cobrando el plus de exclusividad, unos 750 euros brutos mensuales (El Mundo). Por un lado, hay una razonable moral de que el funcionario público no debe lucrarse desviando trabajo a su empresa privada y, por otro, es el Estado el primero que se implica en la privada, la agranda y la beneficia, en sanidad o educación, a través de conciertos y concesiones. Los mismos conceptos de ente público, empresa pública, entidad pública empresarial, empresa pública participada, sociedad municipal o empresa metropolitana no hacen más que confundir quién pone el dinero y quién ejerce el mando. En tiempos de Franco, este lenguaje era muy simple y Renfe era el tren que había y, lo mismo, Seat, Telefónica, Campsa o Red Eléctrica Española: a empresa por actividad. Se reían del dictador que inauguraba pantanos, pero el franquismo hizo fuerte el brazo del Estado, hasta que vino como nuevo rico el Bienestar, que ya hemos visto en qué ha acabado, y aquella red de empresas, que integraban el INI, se desmanteló, se malvendió o se descuartizó por partes. Muy demócrata, muy liberal, muy occidental y muy mono todo. Telefónica se hizo Movistar y, ésta, a competir con Jazztel, con Orange, con Vodafone. Dijeron que la competencia y el libre mercado repercutirían en los precios a la baja, ¿alguien lo ha notado? También entraron compañías petroleras extranjeras, ¿se ha abaratado la gasolina? Una sociedad con unos servicios públicos que funcionaban (una luz, un grifo, un teléfono, un coche, un tren, una gasolina, una línea aérea) vio de pronto la proliferación de marcas para mayor gloria del consumismo nacional, sin que por ello se haya acabado con la mentalidad gremial retrógrada y refractaria al progreso: taxistas, contra Uber; mini ganaderos, contra las grandes lecheras. En esa descomposición del Estado, el individuo sufre tentaciones que propician la doble moral, como la de los médicos del caso, con un talonario de recetas en el ambulatorio o en el hospital y, otro, en su consulta privada. Paralelamente, se diría que Airbus (del que se esconde su apellido, Military) es más española que la selección nacional de fútbol, de tantos telediarios que Gobierno y Biparty han salido detrás de las inauguraciones del proyecto, como si Airbus fuese asunto de Estado. Todo son mixtificaciones: la religiosa, la empresarial, la civil, con las fiestas nacionales, la militar, la deportiva: todo va, entre el Estado, la empresa y el individuo, de esta confusa manera. Y aunque a médicos y profesores se les suponga una ética acorde con su formación, la pela es la pela y, muy caro, el bienestar en que médicos y profesores se han enfrascado: familias numerosas, altas carreras, conservatorios, Erasmus, jóvenes que no se van nunca de casa. Por último, ¿qué son 750 euros en la España de Bárcenas y cuentas en Suiza? Y como también la empresa, el empresario y el empleado se confunden, no se pierdan, máxime si padecen estreñimiento, el programa El jefe infiltrado, en La Sexta. La empresa buenona que se hace pasar por Cenicienta para espiar a sus currantes. Literalmente: es que te cagas

Ni tontos ni marxistas, 14 del 10 de 2015