principio de la obviedad.

La democracia consiste en aceptar un resultado electoral, aunque sea adverso; la izquierda, en voluntad de cambio para imponer un resultado. Mientras la democracia es una regla de juego, la izquierda ‑antes o después‑ quiere cambiar de juego.

Solución personal: sean, de verdad, demócratas y dejen de ser, de mentira (parlamentaria), de izquierdas. O sean, de verdad (revolucionaria), de izquierdas y dejen de ser, de mentira, demócratas. O, mejor aún, no sean ni demócratas ni de izquierdas. En la actual jungla de las ideas, les irá de maravilla.

Cuando se regenere o regeneremos el concepto de “el gobierno de la mayoría” (junto al “respeto a las minorías” : base y origen de la democracia), cambiará la izquierda. O puede que la izquierda ni siquiera haga falta.

[eLTeNDeDeRo]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s