Etiqueta: periodismo

uves periodísticas para un soldado muerto

soldado-muerto-en-irak

LAS UVES PERIODÍSTICAS

aplicadas a la noticia

SOLDADO ESPAÑOL MUERTO EN IRAK

Preguntas:

  1. Si estaba en misión de paz, ¿por qué no estudió conciliación el soldado español muerto en Irak?
  1. Si estaba en misión humanitaria, ¿por qué no estudió humanidades el soldado español muerto en Irak?
  1. Si estaba en misión de adiestramiento, ¿por qué no estudió pedagogía el soldado español muerto en Irak?
  1. ¿Hasta cuándo soldados españoles vivos o muertos [¿quién, qué, cuándo, dónde, cómo, por qué y para qué?]

    ­

  2. ¿Qué profesores y qué enseñanzas recibió de estudiante el soldado español muerto en Irak?♦

Cosas que hacer sobre una tumba

mezcla

COSAS QUE HACER SOBRE UNA TUMBA
–las voces y los ecos–

Igual que los tres mosqueteros, los tres poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), son cuatro: el cuarto sería la prensa, cuyo poder se rebaja con que la noticia tiene muchas caras y cada quien la cuenta según le va en ella. Lo cual que, con ese relativismo, la pobre y buena gente ‑que ni entiende ni sabe de escepticismo y de filosofía escéptica‑ cae en la abstención o en la inacción política. Desconfiad de quien os diga que la verdad es de color. Practicad la pluralidad de fuentes y sumad la paleta de informaciones como se suman los colores en las aspas de un ventilador cuyo molinillo os dará el blanco. Haced como Machado: a distinguir pararos las voces de los ecos y escuchad solamente, entre las voces, una.

Una noticia en uves periodísticas. Quién: Mujeres de Negro por la paz y el desarme. Qué: performance callejera y vídeo en Youtube bajo el lema “Las mujeres no olvidamos (1936‑2013)”. Cuándo: 24 de mayo de 2016, martes, seis de la tarde. Dónde: Sevilla, acera del arco de la basílica de la Macarena, en cuyo interior está enterrado el general golpista Gonzalo Queipo de Llano (1875‑1951). Cómo: montaje de 2:02 minutos: ponen una corona sobre el busto a Rodríguez Ojeda, bordador, como si fuera otra cosa y, entre un coro de mujeres de negro, dos de ellas bailan por bulerías sobre una reproducción de la lápida original. Por qué y para qué: en honor de las mujeres represaliadas por Queipo y los fascistas y por el cumplimiento íntegro de la ley de memoria histórica que pide el levantamiento y desalojo de la tumba del general y de su esposa. Crónica en DiagonalPeriódico.net.

La noticia en titulares. Periódico‑1: «Homenaje a mujeres represaliadas ante la tumba de Queipo de Llano» (eldiario.es). Periódico‑2: «Baile protesta sobre la ‘tumba’ de Queipo de Llano. Mujeres de negro protagoniza una performance en la Macarena bajo el lema No olvidamos» (elcorreoweb.es). Que el Periódico‑1 está a favor de la noticia se nota en la palabra de arranque, homenaje, que predispone a favor. Y que el Periódico‑2 está indisimuladamente en contra se observa en el arranque baile protesta, que connota frivolidad y negativismo o desagrado.

Bailaré sobre tu tumba es una canción de Siniestro Total en 1985. J’irai cracher sur vos tombes (Escupiré sobre vuestra tumba, Spit on your grave) fue una novela de Vernon Sullivan, escritor negro estadounidense publicada en París por Éditions du Scorpion en 1946 traducida al francés por Boris Vian (1920‑59), su verdadero autor, claro. La novela se publicó ilustrada por Jean Boullet en 1947 y se hizo película en 1959, dirigida por Michel Gast, con Christian Marquand en el papel de Joey Grant; en la novela, Lee Anderson. Lee es un negro albino que llega a un pueblo donde entra en contacto con lolitas y abejorros, adolescente juventud de familias acomodadas que vive su edad de oro de alcohol y sexo. Trabajando como vendedor en una librería, Lee oculta que está allí para vengar la muerte de su hermano, que murió linchado y colgado por haberse relacionado con una mujer blanca. En cine, la original Escupiré trajo una herencia penosa de títulos Dulce venganza, ya sin nada de Boris Vian, ciclo sadomaso y macabro de asesinato y venganza.

Crímenes, bailes, escupitajos, reivindicaciones y homenajes o reparaciones históricas. La muerte crea una figuración que es complicada remover y solo debe tocarse en el caso de personajes públicos y conocidos cuya soberbia, expuesta en lápidas y monumentos, se expone a ser criticada. No es el caso del torero Víctor Barrio, muerto en Teruel el pasado 9 de julio, que se vio póstumamente escupitado y bailado en redes sociales como maltratador de animales. No se culpe al gladiador. La culpa es del circo que lo permite, sostiene y acude. Honor a quien en su vida defiende y custodia sus Termópilas. Pero antes hay que saber cuáles son las Termópilas, quién es el enemigo.

  ­

Boris Vian. Enlace a la película Escupiré sobre vuestra tumba. Boris Vian. Canción Le déserteur. Canción Fais‑moi mal, Johnny, con Magali Noël.

Enlace a Bailando sobre la tumba de Queipo de Llano (2:02)

Enlace a Libro de estilo y periodismo

  ­


 

periodismo

Un artículo periodístico se sabe que es bueno porque, una de dos, o incluye una información que te hace ir más lejos en lo que sabes, y es la noticia, o te abre la cabeza a puntos de vista, enfoques o ideas que te hacen avanzar, y es el artículo de fondo o de opinión.

La noticia estará bien redactada cuando responda a las uves periodísticas quién, qué, cuándo, dónde y cómo, con por qué y para qué.

La opinión se puede montar sobre estructuras sintéticas, analíticas, paralelas y otras. Sea cual sea, el buen artículo de opinión es aquel que nos hace, precisamente, cambiar de opinión. Otra cosa es la prensa de partido, esa donde buscamos que nos den la razón.

El mal del periodismos es ese: que todos los medios son, de una forma u otra, prensa de partido. Y peor sería un único partido, una única opinión.

(continuará)

¡Arde París!

Hipócritas 3

¡ARDE PARÍS!
La Marsellesa, la libertad de prensa y el sentido del humor

  1. La clave está en la palabra sentido. Se admite que hay que tener o se tiene un sentido del humor y se dice un porque hay otros que pueden ser distintos. Todos los sentidos relativos del humor remiten a un concepto indivisible y absoluto, que no se discute: la libertad de prensa, la libertad de expresión. Pero que una parte privilegiada y pensante de la humanidad haya concebido alguna vez la libertad, no quiere decir que la libertad exista. También concebimos Dios y Dios no existe. Tampoco es suficiente que unas pocas personas a lo largo de la historia o en su vida hayan ejercido alguna vez su libertad, porque la libertad no se divide y nadie es libre si la humanidad no es libre.
  2. La libertad de prensa no es más que una convención entre individuos privilegiados que saben leer y escribir, son cultos, tienen ideas, viven bien y tienen tiempo para (o cobran por) pensar la libertad, incluso para ejercer verdaderos actos libres. Lo cual implica, además de la abstracción ‘soy libre aunque los demás no lo sean’, ser libre ante el poder económico (ante la empresa periodística que me da de comer) y ante los poderes que administran la censura y la autocensura. Entonces, sí, decimos libertad de prensa: la que han ejercido los diarios Liberación: Liberación en Francia, Liberación en España, liberación: término genérico de la prensa de izquierdas que se ha enfrentado a lo más contrario a la libertad, que es la dictadura del capitaliado. Frente a esa pequeña cuota de liberación, es evidente el enorme papel de la prensa como voz de su amo y propaganda del sistema. Que unos pocos nombres o medios en la historia del periodismo hayan sido excepción, casos como el escándalo Watergate destapado por la prensa, no niega el espacio que cubre la libertad de expresión: la democracia, dentro de la cual a la prensa le gusta verse como cuarto poder.
  3. Inversamente y para librarse del maleficio del poder, periodistas o medios nos vienen con otra palabra talismán de la prensa libre: el periodismo independiente, la prensa independiente. Y no es verdad la independencia informativa sin independencia económica ni es verdad la independencia de un periodista solo. Suponiendo que ese periodista se hubiera emancipado de cualquier obediencia económica, suponiendo que una masa de lectores sostienen con su aportación a tal periodista o a tal medio, el resultado no pasaría de ser un club de puntos de vista u opiniones coincidentes, prensa de partido en el sentido literal de la palabra [tomar] partido. De independencia y de libertad, nada de nada. Lo que pasa es que sería peor la prensa única, la prensa oficial. Ese es el chantaje. No hay más.
  4. En ese marco, el humorismo lo tiene crudo porque el mundo no está para reírse, lo cual obliga al humor a circunscribirse, para ser justo, al ámbito de sus iguales. Donde hay risa hay confianza o, mejor aún, que la risa sea el arma crítica de los de abajo contra los de arriba. No debo hacer humor con quien hurga en el contenedor para poder comer, pero sí puedo pintar a Rajoy hurgando en la basura o al príncipe follando con la princesa para ridiculizar el plus genérico a la natalidad. Si no son personajes de esta guisa que cobran por aguantar las pullas, la última palabra la tiene el receptor. Cuando algo no hace gracia, que no se confunda el humorista: su chiste o su broma no tenía gracia. Musulmanes sin sentido del humor se sabe que los había, y en Dinamarca y en Francia, ¿a qué vino bromear con ellos?
  5. En Charlie Hebdo (3 de noviembre de 2011) y antes en el diario danés Jyllands-Posten (30 de septiembre de 2005), periodistas europeos creyentes convencidos de la libertad de prensa cometieron la ingenuidad o la torpeza de meterse no con sus iguales, con sus inferiores, con los más chicos pues, si pequeño de cabeza es todo lo que rodea a la religión, no digamos la imaginería islámica. Qué se puede esperar de gente que eleva un texto paleolítico a dogma y libro de ética universal. De los tres libros sagrados, Viejo Testamento, Nuevo Testamento y Corán, solo el Nuevo Testamento, al fin y al cabo, una biografía, muestra asomos de humanidad. Los otros dos (Torá o Tanaj y Corán) no son más que un repertorio de barbaridades sanguinarias y obtusas que están en la base de las atrocidades del actual Estado de Israel y de las atroces repúblicas islámicas (no hace falta acudir al Estado Islámico, basta ir al Reino de Marruecos por Ramadán).
  6. Israel y repúblicas islámicas son cosa de los países aliados, particularmente Inglaterra y Francia, la Francia que presume de Estado laico que no tuvo inconveniente en inyectar religión a las colonias de la Unión Francesa. Que periodistas o humoristas de las metrópolis europeas defiendan su derecho a su sentido del humor como parte de su libertad de expresión para meterse con los colonizados, parece propio de niñatos, ya sean de izquierdas (Charlie Hebdo) o de derechas (Jyllands-Posten), que quieren verle la gracia a lo que nunca la tuvo. Amarillismo puro.
  7. Sobre el duelo en París, Gabriel Celaya: Allá los muertos que entierren como Dios manda a sus muertos. Siento y condeno la violencia pero, por eso mismo, no me emociona La Marsellesa de una Francia que tiene las manos manchadas de sangre. Francia inyectó y ayudó a que inyectaran islamismo Inglaterra y Estados Unidos porque a Francia le iba muy bien la religión para sus negritos y sus moritos que vendrían a la banlieu como mano de obra sumisa y barata. Reino Unido y Francia inventaron los Estados confesionales (Israel, Pakistán, Mauritania) e inspiraron a Estados Unidos a hacer lo mismo, inyectar religión, no contra Soviética: contra toda lógica y contra toda la humanidad. Desde 1979, cuando Jomeini y la crisis de Teherán, el invento islámico no hace más que estallarles en el culo y ahora ¡arde París! Si un día fui Charlie Hebdo, fue para meterme con la Alianza de culturas y civilizaciones que trajo el orgullo Islam, pero ahora ya, ni eso: je ne suis pas la France. No soy París que bombardea territorios que cree que siguen siendo suyos. Yo soy lo que quisiera que fuese mi patria: neutral. Y además de neutral estoy triste. Solución hay. Sentar en el banquillo a todos los pájaros de este mundo. Empezando por François Hollande. Después, a lo mejor yo también me río.

Daniel Lebrato, de la serie El humor en Ni cultos ni demócratas, ni tontos ni marxistas, 17 del 11 de 2015

periodismo

mezcla
La suma de los colores da el blanco

periodismo

un lenguaje y un estilo que no enmascaren la dominación

Antonio Machado decía a su compadre: ¿Tu verdad? No. ¡La verdad! La tuya, guárdatelá. (Primera vez, que sepamos, que un poeta culto reconocía la acentuación aguda de estas esdrújulas ocasionales que en español forman verbo, complemento indirecto y directo, donde se demuestra además que los pronombres átonos, tan átonos no son, mire usted, pero a lo que íbamos.) El poeta o su mentor creen que hay una verdad objetiva y se supone que esa objetividad es la que un lector de periódicos busca al acercarse al quiosco -iba diciendo el profesor en clase de periodismo-, pero ese lector cuando llega al quiosco y ve que cada periódico da su versión de una misma noticia, percibe que a la objetividad únicamente llegaría llevándose el quiosco a casa y ni aun así: la verdad pudiera no estar en ninguno de los diarios a su alcance. Lo que, desde luego, no podíamos hacer es darle cancha al pensamiento pusilánime: ¿leer el periódico, para qué?, si cada uno va a contar lo que le dé la gana. Ni tampoco ser tan ingenuos que quisiéramos un único periódico, especie de boletín oficial del Estado: aun con sus defectos, la libertad de prensa es preferible. Otro argumento a favor de la prensa subjetiva, que toma partido, es que la prensa nació como gaceta del Estado absolutista o como órgano de expresión de las ideas políticas, así que no es de extrañar que siga habiendo prensa de derechas, de izquierdas y de todos los colores. El profesor cerraba su disertación con el lema del diario Liberación el breve tiempo que estuvo entre nosotros: un lenguaje y un estilo que no enmascaren la dominación. Han pasado los años, comprar periódicos es cosa de viejos y, con las nuevas tecnologías, quien no lo era se ha vuelto periodista, los periódicos de papel se están reinventando en digitales y es casi imposible que pase algo en el mundo sin que alguien lo grabe por teléfono, haga fotos o vídeos de lo que antes era una noticia y hoy puede ser un subidón de audiencia (trending tópic) o un espectáculo. De pronto adquiere más importancia el periodismo de opinión que el periodismo de información, que consumimos, antes que en el periódico diario, por la radio, por la tele, por el teléfono, por la tableta o por el ordenador. Las columnas de opinión presentan el mismo problema que el periodismo informativo: puedo leer a unas y a otras firmas de prestigio, y seguir con la duda de cuál de todas será al final mi propia opinión. Lo que sigue valiendo y mereciendo la pena es el periodismo de investigación, aquel capaz de bajar a las cloacas, de analizar con lucidez el presente que pasa y de anticiparse a las jugadas que desde el poder se siguen maquinando contra las buenas ideas y contra la pobre gente. Necio, aprende, que el mozo de un ciego un punto ha de saber más que el diablo, aconsejaba el ciego a Lázaro cuando era su lazarillo. Un punto más que el diablo, que la realidad, que la subjetividad y la objetividad juntas. Proponemos una tercera vía entre las dos divisiones clásicas del periodismo, el de información y el de opinión: el periodismo de interpretación. ¿Qué pasa en Siria? ¿Acabaremos todas las mujeres tapadas a la islámica? ¿Es cierto que Estados Unidos apoyó el Estado Islámico? O, visto desde aquí, desde Andalucía, ¿merecen Ceuta y Melilla seguir bajo bandera española? ¿No se reconoce a Cataluña su derecho a decidir, y a Gibraltar ya se le ha reconocido? ¿Es ético combatir el desempleo creando puestos de trabajo en empresas que matan, como Airbus Military, o dando prestado el suelo de España para operaciones militares, como en Rota o en Morón? Los de arriba, cuando pueden, la información la esconden, y eso justifica un periodismo de información privilegiada, pero a la contra, un confidencial. Sería un periodismo que respondiera a las preguntas ¿sabías que…?, con muchos puntos suspensivos, que nos hacían los libros en el colegio. La respuesta a ¿sabías que…? puede ser una prensa crítica, libre en el sentido de no manipulada. Un lenguaje y un estilo que no enmascaren la dominación.

  ­


enlace a Libro de estilo


15 de agosto, día de la Asunción (Postal)

TapasalvadaTápate el corpus

15 DE AGOSTO. DÍA DE LA ASUNCIÓN

asunción, del latín assumptĭo, ōnis, acción y efecto de asumir. Por antonomasia en el catolicismo, significa ser elevada al cielo la Virgen María ‑dice el Drae‑ en cuerpo y alma. ¿Asumes ser elevada al cielo, Virgen? ¡Asumo!, contestó ella, poco dispuesta a quedarse en este valle de lágrimas, y el otro, en el cielo tan campante. Asumir, del latín assumĕre, es atraer a sí, tomar para sí, hacerse cargo, responsabilizarse de algo, aceptarlo. El caso es que, mientras unas asumen el cielo de ser vírgenes, otras asumen el tapadismo que les impone la religión y van tapadas hasta en las pateras, que se vea que ellas serán migrantes sin papeles pero tapadas y a mucha honra. Es lo que tiene el tapadismo ya no impuesto sino asumido. Y como se dice “antes muerta que sencilla” o “arreglá pero informal” podría decirse “antes ahogada que destapada”. El periodismo serio, también llamado prensa nacional, colabora en la campaña y titula a pie de foto: “Un joven inmigrante sirio se abraza a una compañera de viaje”, dentro del “relato de un grupo de refugiados sirios”. La a de compañera y la o de refugiados disimulan tela. El País es de los que apostaron, Dios les conserve la vista, por la alianza de las tres culturas, que en realidad son tres religiones, dicho por Jorge Manrique: “llamadas a se querer e a convivir; allí las mujeres grandes, las medianas et más chicas, hí llegando, son iguales las tapadas a la fuerza que a su gusto”. Y todo, dentro de la campaña “no son inmigrantes, son refugiados, estúpido”, y no vienen a Europa en embarcaciones de bajo coste (por mucho que se exagere lo que les cobran, más les costaría el viaje, suponiendo que les dejaran hacerlo, en ferris y cruceros convencionales), sino en poder de las “mafias organizadas”, que el lector de El País debe aborrecer igual que se aborrecen las mafias del narcotráfico y así no hablamos de los problemas de fondo: el gran negocio de la droga ilegalizada (y por eso no la legalizan) y el gran desequilibrio Sur Norte, Norte Sur, que expone a Europa a hacerse cargo de su pasado colonial, una chapuza, y a las criaturas como las de la foto al “antes muerta, que muerta de hambre”. Para acabar. Cuando la tapada salga del remojo a donde fue llevada, el Grupo Prisa, tiene para ella y para nosotras, las cristianas y judías, el especial Tápate el corpus (llega la moda monja) (julio agosto 2015 de El País de las Tentaciones). Para que todas nos tapemos, o sea, no solamente la refugiada siria de la foto sino todas las mujeres de las tres culturas. En árabe, basura se pronuncia [vasura], con ese muy sonora y la u muy cerrada.