Andalucía y las dos Españas.

A propósito de [eLTeNDeDeRo] ¿Nacionalismo andaluz? ¡No ni ná!, cabe asegurar el papel de Andalucía transmisora de la fórmula “café para todos” al servicio de Madrid, con tal de diluir o vaciar de contenido vientos federalistas que soplaban muy fuertes y muy serios desde la periferia. [1] [2]

En ninguna región, más que en la Andalucía de ¡Vivan las cadenas! y de María de las Mercedes, consiguieron borbones y españolismos más populares apoyos. Cuanto Pepe Fernández refiere en su artículo Así viví el 28F de 1980 (significando, como significa a nivel personal, un honrado expediente que otros quisieran) no deja de ser un repaso a fechas y nombres propios los cinco años que van desde el fin de la dictadura hasta la culminación de la transición, años que hoy sabemos (sin necesidad de estudiar historia ni historia de la historia) en qué concluyen: la afirmación de la España centralista.

Vista así, no hace falta remontarse ni a Itálica ni a la Pepa de 1812: la Andalucía ante la Historia con mayúsculas no puede resultar más triste, más carca y más plebeya.


[1] Compárense las fechas de la autonomía de Andalucía (28/02/1980) con las de Cataluña (09/09/32), Galicia (28/06/36) y País Vasco (01/10/36).

[2] El vaciamiento por el humor se lo inventó don Francisco de Quevedo mediante su increíble El Buscón (1626) contra la seriedad y el invencible realismo del Guzmán de Alfarache (1599).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s