Hermano Ezequiel, una historia de sectas.

Hermano Ezequiel

Hermano Ezequiel, una historia de sectas (1982) fue el origen y génesis de Tinta de calamar (2014) de Daniel Lebrato, currículo novelado o novela curricular de la que bien se podría decir que es una historia de bocatas de calamares.

Cuarenta años después, [eLSoBReHiLaDo], revista libro digital identificable por la sola firma de su editor, redactor y corrector de pruebas, Daniel Lebrato, se complace en republicar Hermano Ezequiel [5.000 palabras, diez minutos de lectura] como separata de Tinta de calamar.

Basado en hechos reales y, por eso, nunca autorizado por la familia Lebrato, de la que al fin forma parte y como dueña de los derechos de autor, [HERMANO EZEQUIEL] se beneficia del efecto José Luis Cuerda y de la benevolencia de sus lectores antes de que amanezca, que no es poco, en las oscuridades de este hombre y de su dichoso hermano.

Hay Luna llena. En aviso quedan los avisados.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s