hipocresía de votantes de izquierdas.

Pujol prescrito

Hacienda concluye que Jordi Pujol defraudó 885.651 euros, pero que el delito ha prescrito (El País, 24 doce) y mis contactos en redes rebotan la mala noticia no sé si con ánimo contra la propia Hacienda, contra el manido discurso del Estado de Derecho o contra la corrupción de la clase política a la que al mismo tiempo votan (“para que estos escándalos no se repitan”).

Y uno, que es pariente del Rey Bobo (bobo pero no tonto) y que lleva algunas legislaturas al margen de esta democracia, cae en la cuenta de tanta escandalera: la corrupción política en Cataluña (caso Pujol) sirvió a mis amistades de izquierdas para una de dos: desorientar el alcance del referundismo (y, de paso, alinearse en la defensa de la unidad de España) o para salir del referundismo en nombre de los problemas que realmente importan a la gente (limpieza del juego político, recuperación de lo robado para el bienestar en educación, sanidad, vivienda, etcétera, etcétera).

No me vengan con milongas. Ser demócrata (también si son de izquierdas) supone aceptar un Estado de cosas: hoy Gürtel, mañana Eres, al otro día Pujol, pero, de entrada, con monarquía y Tribunal Supremo, Constitución y momias constitucionales. Alguien razona como los machos varones de las mujeres tapadas (ellos no se tapan, claro) y el caso Pujol, les viene muy bien para abstraerse (como demócratas de mucha izquierda) de lo que está pasando en Cataluña con los derechos humanos. Y el de decidir lo es, no les quepa duda.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s