bajarse del autobús.

Bar Taberna Juan Sanlúcar banderas de España (4)

Ahora que empieza el Mundial de fútbol, no está de más recordar o reconocer que la pasión por la patria es la misma que la pasión por el fútbol: queremos que la selección gane pero no podemos evitar que se dispute, partido a partido, el campeonato. Como hablar de patria puede resultar rancio, el bando oficial prefiere hablar de democracia. Y desde Madrid nos presentan el anti independentismo como una opción democrática, la más democrática de todas. Y no es así. De entrada, el anti independentismo es una usurpación, pues en la fase que estamos no se trata de independencia a favor o en contra, sino de derecho a decidir, o sea, referundismo. ¿Y quiénes están en contra de que Cataluña decida en referéndum? En el interior de Cataluña, quienes -confundiendo unanimidad con mayoría- denuncian que el Procés no les representa. (Como si el constitucionalismo español nos representase al resto.) Desde Andalucía o Extremadura, ¡España!, ¡España!, ¡España!, gritan las aficiones andaluzas y extremeñas. Pero la afición no basta para que España gane el partido a Cataluña. Hay que disputarlo con arbitraje y juego limpio. Hay que bajarse del autobús.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s