el Corominas en mi pc.

el Corominas. En filología lo llamábamos, y se sigue llamando, el Corominas. El Corominas era en etimología, lo que el Casares, en ideológico, o el María Moliner, en usos: alternativas al diccionario académico, antes sospechoso de franquista y, ahora, realista entre academias todas ellas republicanas. Lo más que hemos conseguido es que el DRAE pierda la R de Real y haya pasado a llamarse DLE (todavía conserva la erre en su http://dle.rae.es/), en lugar de DILE, mucho mejor acrónimo que se solicitaba desde el otro lado del río. El caso es que el DRAE ‑el DLE o el DILE‑ algo es partidario de conducir no las palabras y las acep[ta]ciones de las palabras, sino las ideas y las ideologías y ahí, amigo Sancho, con la iglesia hemos topado. Y no es que el Corominas, el Casares o el María Moliner sean diccionarios, digamos, subversivos: es que nos parecían otra cosa, un pequeño pluripartidismo o ejercicio de democracia lingüística cuando no nos daba la gana hablar como decía el régimen que teníamos que hablar y que escribir.

El DLE o DILE algo tiene muy bueno, y es que se ha nacionalizado, es patrimonio de la humanidad y ya nadie, ninguna Espasa Calpe, se lucra con el diccionario, vale decir: es un diccionario de dominio público, nacionalización que no se ha dado con los otros tres. Ni que decir tiene que el Estado español y los Estados americanos de habla española deberían adquirir los derechos de autor, indemnizar lo expropiado a sus familias o editoriales con derechos adquiridos y declarar esos tres monumentos de la lexicología y grafía y semántica tan patrimonio de la hispanidad como de España son los parques nacionales como Doñana. Alguien que sepa hacerlo, debería mover esto en internet, a través de Change punto org, para el volcado en la red de tan ilustres y enormes empeños humanos.

De momento, eLTeNDeDeRo ofrece a sus amistades seis de los siete libros que constituyen el cuerpo del Corominas. Un buen amigo nos ha intercambiado por Scribd cinco de los seis volúmenes del Diccionario crítico etimológico de la lengua castellana, publicado por Joan Corominas y José Antonio Pascual en editorial Gredos, entre 1954 y 1991, y otro buen amigo ha compartido por WordPress el Breve diccionario etimológico de la lengua castellana, publicado en Gredos en 1990. Nada es piratería. Todo es multipropiedad. Pueden reenviar y difundir este anuncio a quien pueda interesar. Al ser archivos de peso, la casa recomienda descargar y guardar en mi pc. Háganlo y no se vengan abajo si alguna ventana de alerta dice que no puede abrir tal archivo. Con Google Chrome se entienden perfectamente. Le dan al zoom (Ctrl + +) y se leen a tamaño de vistas cansadas. Aunque el buscador (Ctrl + F) no funciona, la experiencia es maravillosa. A mí todavía me tiemblan las teclas.

Pinchen aquí:

El Corominas en un solo tomo (628 páginas)

El Corominas 1 /A‑CA/ 505 páginas

El Corominas 2 /CE-F/ 491 páginas

El Corominas 3 /GE‑MA/ 450 páginas

El Corominas 4 /ME‑RE/ 451 páginas

–El Corominas 5 /RI‑X / 424 páginas

Como animales domésticos, yo llamo a cada volumen por su nombre: ACA, CEF, GEMA, MERE y RIX. Falta YZ, el Corominas 6, pero las palabras Y‑Z están en el BREVE, no es grave. Si alguien tiene el Y‑Z en versión digital, que lo pase y comparta. Son las ideas de eLTeNDeDeRo. Feliz Corominas.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s