Expaña

Al pelma de Unamuno
España le dolía.
Machado la vio doble:
las dos Españas. Franco,
solo una, grande y libre,
y, así, la Transición
(eso sí que nos duele).
Cuarenta años más tarde,
me den buenas cabezas
al frente de mi barrio
y al mando de la Onu
y un pasaporte único
(de acuerdo, aprenderé
inglés, no el esperanto).
Y España quede en liga
que sigan quienes gusten
del fútbol y los toros
o en que quedó don Guido
(la patria que hoy retratan
política y cultura).
Lo cual ni don Antonio
ni don Miguel dijeron,
fue Adolfo Marsillach:
–Yo me bajo en la próxima,
¿y usted?

El tema España está muerto. Hacia la aldea global se viaja por carreteras que ninguna es nacional. Vamos a un poder mundial que funcione y a un poder local que atienda y satisfaga. Cada persona firmará un acuerdo (comercial) con su entorno con arreglo a impuestos pagados : prestaciones recibidas. Conceptos como Estados Unidos, España, Cataluña, frontera, euro, subvención (a la familia, a la cultura), oenegés, todo eso pasará. Cuando el Estado del Bienestar (esa religión) desaparezca y cada quien se haga cargo de su vida y de las vidas a su cargo. Esta tesis -que puede parecer cruel- triunfará porque en ella coincide el liberalismo capitalista con la primera fase del socialismo, que será de cada cual según sus posibilidades hacia a cada cual según su necesidad. El Bienestar ha creado falsas necesidades en una población privilegiada, culturizada y reacia, cuando no reaccionaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s